El Sevilla de Sampaoli se cae

Derrota sin paliativos ante el Atlético de Madrid, que se acerca al tercer puesto de los hispalenses
|

Griezzman


Que el Sevilla no está bien es una realidad. Desde varias semanas atrás, el conjunto de Sampaoli se ha caído. Se nota la falta de frescura en hombres como N´Zonzi, Nasri o Vitolo, los generadores del fútbol en este equipo. Estamos ante un equipo timorato, sin ideas, casi sin ambición. Poco queda ya de ese plantel que maravilló a España y a Europa durante varios meses y que llevó al equipo a codearse con los dos grandes transanlánticos del fútbol español. Lo peor es que esto ya suena, solo hace falta echar la vista atrás al Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa o al FC Barcelona del Tata Martino. Lo mejor es que el gran rendimiento hasta entonces deja al Sevilla en una situación privilegiada. Los andaluces mantienen, ya con el Atlético de Madrid en el retrovisor, la tercera plaza que da acceso directo a la Champions. La quinta y sexta plaza están muy lejos, a nueve puntos, por lo que el objetivo de disputar la máxima competición continental tiene muchos visos de repetirse. Objetivo cumplido, el único en una temporada que hace pocos meses pintaba mucho mejor.

No seremos nosotros lo que hablemos de fracaso, porque no es así. Hay que ser conscientes de la realidad. De lo que es el Sevilla FC y de todo lo bueno que ha dado al deporte rey en España. Un equipo con aspiraciones, que ha luchado contra los grandes y capaz de generar una ilusión enorme entre sus aficionados. Chapeau por eso. Pero ahora que la temporada comienza su recta final, las sensaciones que transmite el plantel entrenado por Jorge Sampaoli no son nada halagüeñas. Y en eso debe trabajar el rosarino, en recuperar la confianza de sus jugadores. O quizás en la suya propia.

El encuentro de ayer no fue más que la muestra de que el Sevilla no está cómodo. Ya venía de una mala racha de juego, que no de resultados, algo que sumado al varapalo europeo, ponía en claro lo que iba a suceder en el Calderón. Y es que la lógica dicta que cuando un conjunto alicaído se enfrenta a un buen equipo, este te aplasta. Y eso es lo que ocurrió ayer contra el Atco. de Madrid, que sin hacer un sobernao partidazo sí que fue superior, muy, a un Sevilla que simplemente no compitió. Acháquenle eso al ritmo parsimonioso al que se ha acostumbrado un Nasri que no está haciendo menos méritos que otros futbolistas para recibir una buena dosis de banquillo. Jugadores llamados a ser importantes en el proyecto como Ganso o el Mudo Vázquez dan fe de ello.

Y si a eso le sumamos que Vitolo no está pasando por un buen momento de forma, que el ancla del equipo titular, N´Zonzi, no es ni la sombra del de la primera vuelta, o que Jovetic, el más destacado en los últimos partidos era carne de banquillo, quedaba poco, muy poco. Súmenle la indolencia, o lo blandito que ha demostrado ser este equipo en la defensa del balón parado, y encontrarán la explicación al gol con el que Diego Godín abría el marcador. 37 minutos duró el Sevilla en el partido.

No fueron capaces de levantarse los de Sampaoli, mientras que la inercia del partido llevó al Atlético a ir a ganarlo, a querer más goles. Llegaron en la segunda mitad. Griezzman, nuevamente a balón parado, hacía uno de los goles de la jornada, en tanto que Koke, solo en el área pequeña marcaba a placer el tercero. Y pudieron llegar algunos más, pero la serena y sobria actuación de Sergio Rico lo impidió. El Tucu Correa maquilló el marcador en los compases finales, en uno de los pocos acercamientos con claridad de los visitantes. Y poco más. 

Con dos meses de competición por delante, el tercer puesto debe ser aliciente suficiente para una plantilla capacitada para este reto. Sí, se han perdido por el camino muchas cosas. Sí, la temporada pintaba muy bien. Sí, el Sevilla ahora mismo no está. Ahora es cuando debe notarse la mano de Sampaoli. Es el momento de recuperar la confianza y dar el do de pecho. La historia reciente del club lo merece.


FICHA TÉCNICA:

At Madrid (3): Oblak, Vrsaljko (Juanfran, minuto 2), Godín, Savic, Filipe Luis, Gabi, Koke, Saúl, Yannick Carrasco (Nico Gaitán, minuto 83), Griezmann y Kevin Gameiro (Fernando Torres, minuto 62).

Sevilla FC (1): Sergio Rico, Mariano, Mercado, Rami, Lenglet (Jovetic, minuto 46), Escudero, N’Zonzi, Nasri, Pablo Sarabia (Iborra, minuto 63), Vitolo y Ben Yedder (‘Tucu’ Correa, minuto 63).

Goles: 1-0, minuto 37: Godín. 2-0, minuto 61: Griezmann. 3-0, minuto 77: Koke. 3-1, minuto 85: ‘Tucu’ Correa.

Árbitro: Gil Manzano, extremeño. Cartulinas amarillas para Escudero, Filipe Luis, Yannick Carrasco, Pablo Sarabia, Mercado, Godín y Fernando Torres.