Sevilla FC 2 - 0 FC Barcelona: Una victoria como un “piano”

​El Sevilla supo sacar ventaja y golpear primero en la eliminatoria ante un FC Barcelona que se vio superado por la intensidad de los de Machín y la irrupción de un magnífico Promes
|

Reedición del choque que mantuvieron en la ronda final de la anterior edición de la Copa del Rey allá por el lejano mes de abril en el que el Sevilla empezó a descoser una temporada atribulada que conoció la ronda de cuartos en la Champions League, la final que mencionamos(y el despropósito del resultado) y la clasificación in extremis(vía triple eliminatoria) para la UEFA Europa League. Pero aquélla fue otra historia. La de hoy, saluda a un Sevilla FC inmerso en una racha negativa(una victoria de los últimos siete encuentros) con múltiples variantes en el once, con la presencia del recién fichado Wöber en el banquillo, al igual que el equipo catalán que hacía gala de su flamante fichaje invernal que encontró en este once copero un lugar privilegiado para presenciar de primera mano los juegos de artificio que para el campeón de la competición del KO tiene reservada para esta edición.


DxoHfnCWoAAJExF


Cuando dieron a ambos técnicos elegir arma para el combate, escondió el Txingurri su cargas más demoledoras reservando a Messi en la ciudad condal y a Suárez en el banco. También se reservaba al rotor del equipo más esperanzado en la figura del canterano Aleñá. Por su parte, puso el técnico soriano suficiente dinamita aunque Silva se quedaba en el banco. Posesión inicial para el Barça aunque en áreas de escasa influencia y un planteamiento de los de Machín sin pasar a un presión lo suficientemente alta como para forzar el error de los de Valverde. Mucho respeto entre ambos contendientes, el Sevilla reconocía la oportunidad ante los catalanes, lideres de la competición doméstica, hoy algo más mundanos sin la presencia del que llaman mejor futbolista de los mundos.


De un ataque de Navas, de presión altísima, salió el Barça de esa superioridad generada por el Sevilla de esa presión en banda y que Aleñá, la incógnita para el esquema de Machín que no acertaba a descifrar. Sin profundidad pero cómoda, los blaugranas sostenían el encuentro igualado. Rápidas transiciones pero carentes de la presencia de delanteros, hoy la sociedad Ben Yedder Promes no generaba la misma peligrosidad que cuando juega A. Silva. Lectura inteligente de Valverde cubriendo la subida de Navas con Semedo, aunque a pie cambiado pero con más oficio para frenar las arremetidas del palaciego.


En el veinticinco a la salida de un córner que se proyectó de banda a banda el VAR hizo de las suyas. Reclamaban los sevillistas mano de Vidal en el centro y la confusión fue tal que enfureció a la parroquia sevillista Subieron los vatios en el Pizjuán. Aclarada la acción que pareció más en directo, se hizo otra vez el FC Barcelona con el esférico y desde la misma con un Boateng cuál marciano en este equipo mantenía el pulso del encuentro. De las botas de Sarabia y un pase filtrado a Navas aprovechó la activación de los sevillistas que no acertaban en los balones colgados de banda desde la derecha y que solían solventar por alto los centrales culés. Protestó la grada una acción en la frontal del mejor jugador del Sevilla en la primera mitad, Sarabia, que malogró una acción de la que se quejó por falta de Lenglet.


Valía el resultado para ambos en el treinta de partido pensando más en la vuelta y la más que previsible presencia del francotirador y la presa que el técnico soriano quería adormecer en esta eliminatoria. Partido previsible, pases lentos, y un disparo lejano de Vidal que no acertó entre los tres palos. Tres veces amagó y un disparo desviado cobró Ben Yedder que tras pícaro y raudo saque de falta puso en bandeja la posibilidad de adelantar a los sevillistas en el encuentro de hoy.


Creció el Sevilla FC en el último tramo de la primera mitad a base de tesón y de Navas, por supuesto. El Barça no encontraba más que en el balón parado y la mayor presencia por banda derecha de Malcom tímidos intentos de hacerse grande en el área contraria. Duelo entre Semedo y Navas que a los puntos parecía ganar el palaciego. Arthur servía por entonces un balón a Malcom que tras driblar a J. Soriano malogra el disparo en el lateral de la portería sevillista.


Gozó el Sevilla FC en el cuarenta y tres de un remate que sirvió Banega a Ben Yedder y que el galo, con menos puntería que en otras ocasiones lanzó al muñeco. Una más cobraría Ben Yedder de media chilena y muy mordida. En la creación Banega, Sarabia desde el carril derecho y el contrarrestado por momentos Navas con un también interesante Promes ponían pasión a un encuentro que se marcharía uno sobre el añadido al vestuario. Banega rememoró al de las mejores tardes con Emery siendo el hombre más determinante del partido.


Arrancaba la segunda mitad sin cambios en ambos planteles. Pronto movería el Sevilla FC frente a un Barça cada vez más estirado. Mostró desde el banco más valentía Machín. Iba a servir Sarabia un envió a Amadou que disparó mordida al lado izquierdo de la portería de Cilessen. Solo iba a ser el aviso. De la banda izquierda y de la carrera de Promes nació el gol de Sarabia que recogía en el palo largo el centro del neerlandés que convertía Sarabia. Para eso el Sevilla FC se dejó veinte millones de euros, para reconocer su posición más cerca del área contraria y liberando a Sarabia de responsabilidades defensivas.


En torno a la hora y con el impulso del gol vimos la mejor versión de los nervionenses. Movió el banco Valverde con la entrada de Suárez y Coutinho que tuvo la primera en el primer contacto que el brasileño malogró por alto de la meta de Soriano. Segunda línea de los culés que exigía de Amadou mayor atención ante el cambio que había introducido el técnico extremeño de los culés. Se iba a marchar Sarabia tocado el goleador del encuentro de hoy. Una versión desatada de Promes generaba todo el peligro en esta segunda mitad con continuas incursiones en el área que permitían al Sevilla castigar aún más a los vigentes campeones sin conseguir el ansiado segundo gol. Quizás pesó menos la ausencia del segundo gol que la marcha del encuentro del capitán J. Navas.


El partido se empezó a romper en el minuto setenta y dos. El plan sevillista obligado por las lesiones y la entrada de la mordiente uruguaya invitaban a unos compases finales en terreno nervionense. En esa fractura y frente a una pérdida de Coutinho, Silva habilitaba a Banega que filtró al segundo palo un centro que esta vez sí, Ben Yedder materializaba con un remate preciso. Si el Barça se quería subir a la eliminatoria y al partido, antes debía ser por la izquierda, de ahí la sustitución de Semedo y atacar con Alba a un Promes que se iba a postular, ante probable lesión de Navas, candidato a cubrir el carril derecho. Tuvo Suárez una clarísima tras pase de Rakitic que se adelantó a Silva. Tuvo tras botar el córner Piqué un remate de cabeza que salió por poco tal vez en la única superioridad del catalán sobre los centrales sevillistas.


Promes iba a desperdiciar una de las contras letales que el Sevilla propiciaba cada vez que corría a la contra tras recuperación de balón. En un escenario de no recepción de gol en contra, buscando complicar la salida de balón, quiso sacar más rédito para afrontar el partido de vuelta de esta eliminatoria con un rival herido casi de manera definitiva. Iba a tener entrada Arana dando descanso y rascando algunos instantes al partido a Escudero. Y es que muchos de los habituales que se recitan en el once sevillista llevan en sus botas a estas alturas de temporada la friolera de treinta partidos disputados. Todos suman y más en esta vorágine de partidos de miércoles domingo.


Mató el crono el Sevilla que aguardó al 94 de partido en campo contrario generando mayor peligrosidad y defendiéndose con el balón parado colgado al área de Cilessen. Se iba a acabar el partido con un resultado que ilusionaba a la parroquia de Nervión y con una renta que podría ser suficiente. Está noche sí, fuera de casa no. La mística del Pizjuán en las grandes citas parece que en este curso se mantiene constante. Sueña el Sevilla con avanzar en las competiciones, todavía resiste en las tres competiciones que viene disputando desde el pasado mes de julio.


FICHA TÉCNICA

Sevilla FC (2): J. Soriano; S. Gómez: Kjaer; Amadou; Ben Yedder; Banega; Navas ( A. Silva min 70); Sarabia ( Vázquez min 66); Escudero (Arana min 87); Promes; Mercado

FC Barcelona (0): Cilessen; Semedo (J. Alba min 80); Piqué; Rakitic; Arthur; Malcom (Coutinho min 61); Lenglet; Prince Boateng ( L. Suárez min 60) S Roberto; Aleñá; Vidal

Goles 1-0 Sarabia minuto 57; 2-0 Ben Yedder minuto 74

Árbitro: Del Cerro Grande Comité madrileño Amonestó a S. Gómez en el min 73 con amarilla igual que a J. Alba en el minuto 84 y a Vidal en el 90.

VAR: Martínez Munuera Comité valenciano

Incidencias: Estadio Ramón Sánchez Pizjuán Asistencia 38403 espectadores