Sindicatos de Tussam rechazan el desarrollo de las normas de las paradas antiacoso sin contar con plantilla

Así, afirman que esta premisa "en ningún momento se ha cumplido", mientras que se han confeccionado "de forma unilateral por parte de la dirección"
|

Las secciones sindicales de CCOO y SITT en la empresa municipal de transportes de Sevilla, Tussam, han lamentado que la dirección de la empresa haya realizado "de forma unilateral" las normas de uso de las nuevas paradas antiacoso, que se han puesto en marcha el viernes como experiencia piloto en la línea nocturna A1, que va desde el Prado de San Sebastián a Pino Montano, pese a que "se comprometió" a contar con los trabajadores, mientras que desde ASC Sevilla se ha coincidido también en la "falta de participación en su desarrollo".


Tussam apedreado linea31


En este marco, desde CCOO y SITT se ha remitido a la gerencia de Tussam una carta conjunta, recogida por Europa Press, en la que se señala que ambas organizaciones no han asistido a la presentación de esta iniciativa porque "en ningún momento se ha respetado las conversaciones mantenidas en el consejo de administración, donde el director gerente, Rubén García, se comprometió a realizar unas normas con la colaboración de los representantes de los trabajadores". 


Así, afirman que esta premisa "en ningún momento se ha cumplido", mientras que se han confeccionado "de forma unilateral por parte de la dirección" y estiman que "contravienen lo dispuesto en el manual de explotación", advirtiendo además de que se van a generar "nuevas situaciones de tensión a los conductores que presten dichos servicios". De su lado, desde ASC Sevilla se señala que sí se asistió a la citada presentación para poder tener información directa de los responsables, teniendo en cuenta que "se nos dijo en su momento que participaríamos activamente en su desarrollo, pero a día de hoy, al menos nosotros, no hemos tenido oportunidad de hacerlo". 


Incide en que existe un "compromiso tácito" tanto de la empresa como del propio consejo de administración sobre que el conductor "carecerá de responsabilidad, mas allá del propio compromiso social como ciudadano, alguna en cualquier eventualidad, accidente o incidente que se produzca y que además la dirección conjuntamente con los sindicatos estaremos trabajando juntos para evitar cualquier eventualidad a los conductores". 


"Esperamos que esta iniciativa se torne efectiva en su objetivo y carente de problemas para los trabajadores, como estamos convencidos que así será", añade, destacando el avance que suponen iniciativas destinadas a prevenir cualquier tipo de violencia o acoso, "siempre que se haga desde la perspectiva de la efectividad y no solo del postureo". "Esperamos que esta iniciativa, al margen de la cuestión política, garantice en la medida de lo posible la seguridad en este delicado asunto", concluye. 


EXPERIENCIA PILOTO


La línea nocturna A1, que une el Prado de San Sebastián y el barrio de Pino Montano, en el Distrito Norte, ha puesto en marcha desde el día 11 de enero una experiencia piloto de paradas de autobús a demanda para prevenir situaciones de acoso y agresiones sexuales a las mujeres, una experiencia que será evaluada de cara a estudiar la implantación en otras zonas de la ciudad.


El objetivo es el de recortar la distancia hasta su punto de destino reduciendo los tramos que realizan en solitario por las noches para evitar situaciones de riesgo. Funcionará todos los viernes, sábados y vísperas de festivos con la puesta en servicio de un total de 26 paradas intermedias adicionales a las 44 ya existentes en este recorrido. Las paradas están indicadas en el propio recorrido de la línea y señalizadas en la vía pública como 'a demanda' para uso de las usuarias que previamente lo soliciten al conductor del autobús.


Además, son exclusivamente para bajar del vehículo y, para solicitarlo, las mujeres habrán de indicarlo previamente al conductor del autobús, a ser posible situarse en la parte delantera del vehículo, avisar personalmente al conductor una parada antes y salir por la puerta delantera del autobús.