Sevilla FC 1 - 1 Atlético de Madrid: Justo reparto de puntos entre sevillistas y colchoneros

​El cuadro de Pablo Machín logra un punto ante el segundo clasificado aunque se adelantaron los locales con el gol de Ben Yedder y Griezmann empató la contienda
|

Un auténtico regalazo de Reyes para un día soberbio en lo ambiental en la capital andaluza y para la familia celebrando la Epifanía. Nervión se vestía de gala para abrir la sesión vespertina de la Jornada 18 de LaLiga frente a uno de los cocos de la competición, el Atlético de Madrid. Nervionenses y colchoneros delante de un choque trascendental para dirimir el segundo cajón de la clasificación. Mosaico en la grada como en las grandes citas tales como la que se presentaba y un himno a capela que ensordecía a las más de treinta y ocho mil personas que se dejaban ver por la Bombonera.


Capture+ 2019 01 06 17 12 58 2


Un Sevilla inconfundible en el dibujo con un esquema que Machín a elevado a categoría sublime con un 3 5 2 que permite la mayor presencia de mediocampistas y la permuta de las posiciones de los mismos. Una sorpresa en el once la de Gnagnon con una acción que enloqueció a la grada allá por el minuto siete.  Magnífico posicionamiento de los de Nervión en los primeros compases sin evidenciar peligro en las áreas. De todas las virtudes que se deban atribuir a Machín para con este equipo, la idea de presión alta. El dato, Banega, máximo recuperador de LaLiga. Y eso a pesar de la baja del Mudo en de día de hoy. De esa carga de intensidad cobraban los andaluces las primeras intenciones en el área colchonera de la que no salían los de Simeone. En una nueva recuperación y de la derivada en la banda nació la ocasión que tuvo R. Mesa en el minuto catorce a centro de Navas y que el canario remató desviado.


Comenzó el Atlético a enlazar los primeros tres pases seguidos a partir del primer cuarto de hora de partido y devolvió el guante a los sevillanos. La presión basculó al área de los sevillistas. La medida de ambos contendientes en este encuentro se dejaba sentir en las airadas protestas que tenían lugar en las dudosas acciones que entraban en disputa y en las que Mateu no tenía una colaboración especialmente tranquilizadora. El sello de este Sevilla, aun sin ir ganando, solvencia, control, presencia desde los carriles y fuegos de artificio que despejaban Godín casi siempre. Las contras de los colchoneros en velocidad 4k con mucha lentitud para desarmar a los sevillanos. De la protesta tras una caída de Ben Yedder en el área de la que quedó mal parado, nació una jugada elaborada de Griezmann que el meta checo sevillista atajó sin problemas. En la respuesta tras botar un córner desde la derecha, remató desviado R. Mesa, mordida y con la mala.


Partido vibrante en lo táctico, menos vistoso para el espectador pero la tensión era propia de una mismísima final. Disciplina en la pizarra y casi todo naciendo desde la banda derecha, Sarabia, Navas percutiendo la línea de fondo hasta que pudo conectar con Escudero en el minuto treinta y que de cabeza se marchó alto. Para entonces Simeone ordenó a Koke que se posicionase en la izquierda evitando la sangría que estaba suponiendo las envestidas del palaciego.


De una conducción de A. Silva que acabó en el palo tras desvío de Oblak nació el córner que trenzó a fuego lento el Sevilla FC y que Ben Yedder iba a remachar al fondo de la meta del muro de LaLiga tras pase a atrás de Navas que no alcanzó en primera instancia Sarabia a rematar y si el galo que continua con su idilio con el gol. Pudo hacer el segundo el Sevilla con un mano a mano que sirvió A. Silva de nuevo a Ben Yedder y que el meta colchonero resolvía con éxito.


No iba a desaprovechar el Atlético la ofrenda. Forzaba Thomas una falta tras llegar muy tarde Carriço al corte. Desde la misma corona, sin ser precisamente una jugada peligrosa regalaba el Sevilla una ocasión sumarísima y que Griezmann cobraba con un sensacional disparo por encima de la barrera. Pudo el Sevilla tras el gol de Ben Yedder aumentar la distancia pero se marchó al descanso con soberana protesta sobre el trío arbitral y con el empate en el tanteador. Todo el futbol del equipo de Simeone podría describirse en los preámbulos a la ejecución de la falta. El Cholismo, en Argentina y sobre el terreno de juego, es esa suerte de picardía y viveza entendida como picaresca en el futbol. A vivo, al Cholo, no le gana nadie. Vaclik quedaba inmóvil y la barrera andaluza caía en la trampa de los atacantes colchoneros.


Nada más iniciarse la segunda mitad ibamos a presenciar los mejores momentos en el encuentro del Atlético. Con una ocasión desbaratada por Vaclik cual portero de balonmano a tiro de Saúl. Intentó desde la frontal Sarabia conectar un disparo potente que sirvió nuevamente A Silva pero que Oblak atajó. Volvía la igualdad al encuentro cuando un ex retornaba a Nervión. Vitolo era recibido de manera “calurosa” tras sustituir a Lemar. Se oyó la furia de Nervión, como en Roma, El Sevilla no paga a traidores. Para entonces el Atlético se había acomodado a un encuentro muy propicio para su particular interés en el partido. El control lo portaba los de la capital de España. Desde lejos Saúl pretendía perforar la meta del checo. Un córner provocado por Vitolo y que botó Thomas y que hizo emplearse a fondo a Vaclik tras remate de Savic. El balón parado es otro de los argumentos de los colchoneros y el Sevilla quiso contrarrestarlo con las bandas, en esta segunda mitad la izquierda se encendía con la mayor proyección de Escudero y R. Mesa, incluso mirando al banquillo.


Y cuando Navas se conectaba, en el desborde y superando a Koke con un centro al palo largo que no conectaba Mesa y sí Ben Yedder que se escoró en exceso. Desde el banco, Simeone parecía buscar el armisticio si se tradujesen sus cambios en acuerdos tácitos. Machín buscaba una marcha más y Promes era la opción que podría garantizar dos cosas, dar descanso a un fatigado Sarabia y una velocidad extra para los compases finales del encuentro.


A los puntos pareciese que el Atlético estaba ganando el combate a los puntos. Griezmann tuvo el encuentro en sus botas pero el meta checo desbarató una ocasión que hubiese significado la victoria casi segura de los colchoneros. En el intercambio de golpes, empate a uno. Hasta la irrupción de Gnagnon que se sacudió un golpeo desde la frontal y que forzó la intervención espectacular de Oblak. Tras saque de córner, barullo en el área que no supieron convertir ni Ben Yedder ni Gnagnon.


El Sevilla se picó y creyó en el triunfo. Pero una emboscada del Atlético, en modo cañón de Thomas que pudo librar Vaclik, portaba dos malas noticias, la lesión de Gnagnon que había cuajado una sensacional actuación y el cambio de orden nuevamente con un Atlético que se acorazó en el área sevillista. La otra, no se iba a jugar más. Ni por el criterio arbitral ni por que uno quiso. Se acabaría el encuentro con la máxima igualdad entre dos contendientes que se dejaron el alma en la contienda entre el segundo y el tercero de LaLiga.


FICHA TÉCNICA

Sevilla FC (1): Vaclik; S. Gómez; Carriço; R. Mesa; Ben Yedder( Bryan min 90); Banega; A. Silva; J. Navas; Sarabia(Promes min 77); Escudero; Gnagnon (Amadou min 89).

Atlético Madrid (1) Oblak; Godín; Thomas; Koke; Griezmann; Saúl; Correa(Montero min 77); Lemar(Vitolo min 59); Rodrigo; Savic; Juanfran.

Goles: 1-0 Ben Yedder minuto 36; 1-1 Griezmann minuto 44.

Árbitro: Mateu Lahoz comité valenciano. VAR Sánchez Martínez comité murciano. Amonestó con amarilla a Correa en el minuto 13, a Saúl en el minuto 49, a Griezmann en el 53, Godín en el 77, Rodrigo en el 78,Thomas en el 91 y Savic en el 92. Navas en el minuto 45 tras indicar la entrada de los vestuarios, a Sarabia en el 46, a Banega en el 71, a Silva en el 92, D. Carriço en el 94.

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán. Asistencia 38603 espectadores