La Principita, una obra para conocer más el mundo de la protagonista con dosis de imaginación

​Esta obra es una aventura de descubrir lo que significan grandes palabras como amistad, solidaridad, igualdad…
|

Para ser originales empecemos por el final: El pasado jueves 28 de diciembre a las ocho y media de la mañana arribaba a las costas gaditanas el barco de Open Arms con 300 almas a bordo tras una odisea en el Mediterráneo tras ser rescatados frente a las costas de Libia y ser rechazada su amarre en no pocos países por esa misma condición que nos identifica, la de persona.


Alicia Moruno Teatro Clasico Sevilla 1312678783 92887135 667x375


Esa misma jornada, y descontando desde el día 21 del mismo mes, venía girando la función de Teatro Clásico de Sevilla de la Principita de Alfonso Zurro. Ya no se tratra solamente de la pieza en sí, sino que el teatro Central, Sevilla, las vacaciones navideñas en familia, el plan de escapar de un centro histórico absolutamente abarrotado, invitaban a asomarnos a las tablas del templo de la Isla de la Cartuja, y en mi caso, acercarles la obra a las pequeñas de casa: Martina de cuatro años, Daniella de nueve y su amiga Sara de diez. Las dos primeras sienten como suya la obra de El Principito. Sus padres se la han leído desde antes de saber juntar letras.


Es una obra de cabecera imprescindible para hacerlas partícipes no solo de la aventura de ser niñas, sino de la interrogante, de la imaginación y de como ambas se llevan a interpretar en un escenario. Vendría a ser la continuación o el viaje de regreso al lugar donde el piloto y el Principito se encuentran en pleno Sáhara. La sorpresa inesperada, no es el infante quien regresa, ni es una historia solo para mayores. Muchos de los guiños del relato de Saint Exepury están revisados en clave actual y en la de entonces, pero siguen estando plenamente vigentes. Y para nuestras tres espectadoras de excepción, que dudad cabe, la peripecia se prestaba a suscitar todo el interés del universo, una vuelta de tuerca con una nueva protagonista, una niña como ellas, curiosa, valiente, dispuesta. Y para los menos niños, una obra que está jalonada de fuentes tan diversas que te hacen recorrer todos los entresijos de los libros que conforman el panteón de cualquier lector empedernido.


La Principita es una aventura, la aventura de una niña, quizá perdida, que llega de un lejano planeta y descubre las paradojas de éste en el que nosotros vivimos. La aventura de conocer el lugar que llamamos Tierra. La aventura de descubrir lo que significan grandes palabras como amistad, solidaridad, igualdad…

Tres son las grandes conclusiones que se extraen de una jornada como la del último jueves de 2018. No dejen pasar la oportunidad de asomar ese interés curioso de una niña al escenario. Sencillamente es conmovedor.


El teatro son voces, es la luz, es el directo, es la vida misma a tres metros de tu asiento. El teatro es imaginación… La segunda, y en palabras de uno de los personajes de la obra, “Debemos hacernos grandes preguntas” “¿Qué somos si no nos preguntamos? La última conclusión, el tiempo o la casuística tienen aquello de macabro. El final de la obra no es ajeno a lo que más allá de las tablas sucede frente a las costas del sur de Europa y ante la desesperación de la otra parte de la Humanidad. Sigamos cuestionándonos el por qué del fenómeno. Mientras tanto, para la vida el deleite del teatro.


REPARTO

Alicia Moruno: La Principita

Javier Centeno: Antoine y otros

Manuel Rodríguez: El Piloto

FICHA ARTÍSTICA Y TÉCNICA

Texto y Dirección: Alfonso Zurro (ADE)

Producción: Juan Motilla y Noelia Diez

Diseño de Escenografía: Curt Allen Wilmer con EstudioDeDos (AAPEE)

Diseño y Realización de Vestuario: Carmen de Giles, Flores de Giles

Diseño de Iluminación: Florencio Ortiz (AAI)

Videoproyección: Fernando Brea

Música, Espacio Sonoro: Jasio Velasco

Realización de Escenografía: Eufrasio Lucena Muñoz (AAPEE), Sfumato, Teatro Clásico de Sevilla

Ayudante de Dirección: Verónica Rodríguez

Ayudante de Escenografía: Eufrasio Lucena Muñoz (AAPEE)

Coreografía: Isa Ramírez

Maquillaje y Peluquería: Manolo Cortés

Fotografía y Cartel: Luis Castilla

Vídeo Promocional: La Buena Estrella Audiovisuales

Equipo Técnico: Tito Tenorio, Fernando Brea, Enrique Galera, Antonio Villar

Comunicación: Noelia Diez

Distribución: Noelia Diez, SEDA Distribución Teatral

Agradecimientos: Teatro Central de Sevilla, Roberto Quintana, Manuel Monteagudo, Rebeca Torres, Antonio Campos, Silvia Beaterio, Juanfra Juárez, Jose Luis Bustillo, Manuel Alcántara, Noah Moreno (en prácticas, ESAD-Sevilla), Sara Saénz, Ariadne Álvarez, Open Arms, UNICEF, Cruz Roja

Duración: 60 minutos