El Ayuntamiento concedió el año pasado 6,23 millones de euros en ayudas sociales directas a 21.642 familias

El delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, destaca la sustancial diferencia en la estructura de apoyo a las familias necesitadas con respecto al mandato anterior
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Bienestar Social y Empleo, concedió el año pasado 6,23 millones de euros en ayudas sociales a 21.642 familias sevillanas para garantizar suministros de alimentación, luz, gas y agua, así como el pago del alquiler de la vivienda e incluso cuotas hipotecarias. La cuantía económica, que en materia específica de vivienda se ejecuta en coordinación con la empresa municipal Emvisesa, superó el presupuesto recogido para el año en el programa de Prestaciones Sociales Complementarias –de los 4,5 millones de euros previstos para el conjunto de 2018 se pasó a 5,20 millones para los recibos diversos del hogar–, y al completo en el caso de ayudas familiares directas –fueron 773.000 euros, incluyendo desde comida, menaje y productos de higiene hasta el abono del comedor escolar– e inversión en el hogar –336.000 euros, por ejemplo para eliminar barreras arquitectónicas–.



Ayuntamiento sevilla


“Este nivel de ejecución, el importe global de las ayudas y el número de las familias atendidas, que sumaron más de 29.700 personas, demuestran con claridad el compromiso social de este equipo de gobierno de la ciudad en todos y cada uno de sus distritos pero con especial énfasis en aquellos con mayores necesidades sociales”, ha comentado el delegado municipal del ramo, Juan Manuel Flores. En cuanto a la cifra total de las intervenciones desplegadas por los Servicios Sociales Municipales alcanzó las 88.110 en el conjunto de 2018.


En el desglose de las ayudas municipales a la vivienda, destacaron los 2,54 millones en los alquileres (con 1.628 ayudas) y los 1,1 millones destinados a suministros de la electricidad, el gas y el agua (4.296 recibos atendidos), así como los 1,4 millones en cuotas de la comunidad o los 590.679 euros en cuotas hipotecarias.

En materia de pobreza energética, el Ayuntamiento suscribió durante este mandato convenios con las compañías Endesa, Gas natural, Unión Fenosa e Iberdrola para garantizar que no hubiera cortes de suministros de luz y gas natural por motivos económicos a familias sevillanas con informes de los Servicios Sociales y una línea directa de ayudas a los hogares. Además, el Pleno municipal aprobó que tampoco hubiera cortes de agua por parte de la empresa metropolitana Emasesa.


“Hemos conseguido configurar una estructura de apoyo a los hogares más necesitados de la ciudad siguiendo las líneas sociales estratégicas que se definieron en el inicio del mandato como fueron la lucha contra la pobreza energética, el agua como un derecho básico y las medidas para apoyar el ejercicio del derecho a una vivienda digna”, ha agregado el delegado Juan Manuel Flores.


Flores ha sostenido que la diferencia en cuanto al mandato anterior (2011-2015) es “abismal” en el volumen de ayudas sociales y familias atendidas. “En el caso de los suministros básicos del hogar se quintuplica los recibos a familias en riesgo de exclusión social asumidos por el Ayuntamiento”, ha recalcado el delegado, quien ha destacado el esfuerzo del personal de los Servicios Sociales, que atienden a una “amplia variedad” de casuísticas en las familias y, por tanto, en las ayudas.


Así, entre las ayudas municipales se incluyen desde gastos farmacológicos hasta vestimenta, pasando por apoyo a la educación y a la inserción social, adquisición de ajuar básico para la vivienda, productos de higiene personal y del hogar y prótesis, el abono del comedor escolar, obras de adaptación funcional de la vivienda para personas con movilidad reducida, limpieza de choque del hogar, transporte y asistencia socioeducativa.