Sevilla FC 3 - 0 FC Krasnodar: Una grada en armas y un pase sereno a dieciseisavos de final

​Los hispalenses obtuvieron una victoria muy cómoda frente a un indolente equipo ruso que no vio comprometido su pase a pesar de lo peligroso de un triunfo belga en Turquía
|

Resonaban aún por los aledaños del Pizjuán los ecos de la comprometida junta de accionistas que había arrancado a principios de esta semana. Se respiraba un ambiente hostil hacia el apogeo sevillista y la tarde, rememorando a mi cándido maestro de la comunicación, estaba para un auténtico “liazo”. Por lo propio de la clasificación que obligaba a ganar para no depender de terceros y por lo revelador de la posible nueva hoja de ruta de un club en proceso de venta, al menos de momento, de manera soterrada. La grada ansiaba expresar de manera abierta ese malestar y la megafonía e himnos del protocolo previo al partido quisieron esconder esa airada afrenta. Después de la puya, tocaba dejarse el alma y la voz para arribar al equipo en su competición.


20181025 SFC AKH18


La primera ocasión sería para los de Machín que acabó en córner tras disparo de Escudero en el minuto dos, el cuál que no acertaría a rematar S. Gómez entre los tres palos. El ritmo alto de el Sevilla FC y la nula asociación rusa propiciaba un segundo saque de esquina en el minuto tres que salió alto por poco tras remate de nuevo de S. Gómez. De esa trepidante presión nervionense comenzó el Sevilla a colarse en la siguiente ronda tras un clamoroso fallo defensivo de los rusos que aprovechaba Ben Yedder para continuar con su particular idilio con el gol. Con muy poco llegaron los rusos a la meta de Vaclik y a fe que estuvieron a punto de conseguir el empate tras la escasa definición de Ignatyev.


Otra vez iba a ser Ben Yedder quién convirtiese el segundo tras resolver en el uno contra uno frente a Kritsyuk. Balón largo despejado por S. Gómez y convertido en asistencia, desde la banda y el pícaro delantero galo ganaba la posición y le robaba la cartera a Martynovich. Todo el revuelo en el inicio del partido se sosegó sobre manera. La tuvo Escudero en el catorce y la respuesta de Ignatyev se produjo en la siguiente acción. El Sevilla FC gestionaba una ventaja sobrada a base de la receta de la casa, solvencia, líneas juntas y velocidad al contragolpe.


Minutos de futbol control para los hispalenses con Banega, Vázquez y Roque Mesa asociándose en el centro del terreno de juego y buscando la profundidad de Promes y su cada vez menos sorprendente proyecto de lateral. No mostraban los caucásicos especial preocupación por el marcador adverso más allá de la escasa hilazón de su centro neurálgico Pero también es cierto, que como en partidos de la competición doméstica, a los de Nervión con muy poco consiguen hacerle ocasiones muy a pesar del desacierto ruso, y de Vaclik, que mantuvo la portería a cero con una mano salvadora en el treintaisiete frente a Pereyra. Refriegas y tanganas al margen, la primera parte fue diluyendo esa atmósfera reivindicativa y de revolución que se contenía en la grada con gritos de dimisión hacia el palco y reivindicación de pertenencia del club de Nervión.


Las noticias que llegaban desde Turquía seguían siendo positivas para el equipo ruso, que con ambos resultados se clasifica para la siguiente ronda de la competición continental. Pronto en la reanudación del encuentro iba a aumentar la ventaja el equipo sevillista tras la materialización de un penalti por Banega tras una jugada que pudo resolver antes Ben Yedder y Roque Mesa que se vio privado del premio del gol por la acción de Ramírez que sacó el balón con la mano bajo palos y se consignó la tarjeta roja y la puntilla desde los once metros. Con uno menos sobre el terreno de juego, sin noticias del Standard de Lieja desde tierras otomanas, el partido pasaba por el triunvirato hispalense que ofrecía a la parroquia nervionense una tarde noche mucho más plácida de lo que a priori habían pronosticado.


Pudo prescindir el encuentro de la última media hora, por el control de los de Machín, por la falta de ambición de los rusos, por el frío que fue haciéndose notar en la ciudad hispalense y por la serenidad que había regresado a la calma serenada por su equipo. Pero había tiempo para la ovación que se ganó Ever Banega en el momento de la sustitución, minutos de descanso con vistas en el choque dominical frente al Girona, y para unos vente minutos para el regreso de Navas que suplía al goleador de la noche y a la mayor garantía de gol hoy por hoy del Sevilla FC.


El cambio devolvía a Promes a su puesto en la línea de ataque hispalense y a Navas al carril derecho recuperando sensaciones tras la lesión. Silva iba a dejar su puesto al colombiano Luis Muriel, escasamente agasajado por su afición en el cambio. Ante la comodidad de los sevillistas en el terreno de juego, correspondió a la grada despedir a su equipo con otra dura proclama contra la dirección encarnada en Pepe Castro.


FICHA TÉCNICA

Sevilla FC (3): Vaclik; S. Gómez; Carriço; Roque Mesa; Ben Yedder (Navas min. 72); Banega ( Amadou min. 69) ; Silva( Muriel; min 77) Escudero; Promes; F. Vázquez; Mercado

FC Krasnodar (0): Kritsyuk; Fjoluson; Martynovich; Ramírez; Wanderson ( Shiskin min. 77); Gazinski; Claesson; Pereyra( Stotsky min 51); Kaboré; Ignatyev( Cueva min 59); Petrov

Goles: 1-0 Ben Yedder (min. 5); 2-0 Ben Yedder (min. 10): Banega (min. 48)

Árbitro: Daniel Stefanski(POL) Con tarjeta amarilla amonestó en min. 14 a Gazinski, a Promes y Ramírez en el min. 40; a Ramírez con roja directa en el 48. Nuevamente con amarilla a Banega min. 64;