El Ayuntamiento presenta la propuesta de modificación del PGOU para regular las viviendas de uso turístico

La iniciativa, aún en borrador, supondría que las viviendas con fines turísticos fueran catalogadas dentro de un uso general de hospedaje de carácter terciario, como hoteles, pensiones o apartamentos
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hábitat Urbano, y Cultura y Turismo, ha presentado ante la Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos Turísticos de la ciudad la propuesta de modificación del PGOU para establecer una primera regulación municipal en relación con la actividad de las viviendas con fines turísticos (VFT) una vez resuelto el proceso de participación abierto. Esta medida, todavía en borrador y que ha de coordinarse técnicamente con la Junta de Andalucía (consejerías de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Turismo) para su aprobación, supondría que las VFT pasen a ser consideradas como alojamientos turísticos dentro de un uso general de hospedaje de carácter terciario, lo que establecería limitaciones en cuanto a su posible implantación.


Ayuntamiento sevilla


El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha presentado  esta propuesta a todos los integrantes de la Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos turísticos de la que forman parte, entre otros, Policía Nacional, Policía Local, Unidad Adscrita, Junta de Andalucía, Medio Ambiente, Gerencia de Urbanismo de Sevilla, Turismo y Asociación de Hoteles. Asimismo han asistido entidades en representación de los apartamentos turísticos.


En esta mesa, que realiza un trabajo de coordinación y trabajo conjunto contra la oferta ilegal, se ha constatado además una reducción de la oferta ilegal de viviendas turísticas en la ciudad de Sevilla como consecuencia del aumento de los controles, de los acuerdos alcanzados con las principales plataformas que han permitido la exclusión de todas aquellas viviendas que no cuenten con autorización y estén dadas de alta en el registro autonómico y de la coordinación con agentes implicados como los administradores de fincas. De hecho, las cifras constatan cómo ha habido un proceso de regulación amplio de pisos que antes operaban al margen de la normativa y que ahora forman parte de las 3.800 viviendas inscritas en el registro.


Para continuar avanzando en esta línea se ha presentado la propuesta de modificación del PGOU que excluye en primer lugar del uso residencial las viviendas con fines turísticos. Dejarían de ser consideradas como tales y, en consecuencia, pasarían a estar sujetas a licencias de actividad o de cambios de uso. Pasarán así a formar parte de una nueva categoría dentro del uso terciario denominada hospedaje que incluiría todos los modelos de alojamientos de acuerdo con la Ley del Turismo Andaluz (hoteles, pensiones, apartamentos turísticos y cualquier otra fórmula dentro de la normativa). Todos estos usos tendrían que cumplir los mismos requisitos a la hora de su implantación en la ciudad.


El cambio a uso terciario es el objetivo fundamental de la modificación del PGOU, aunque se siguen estudiando instrumentos adicionales, como una ordenanza municipal reguladora del uso y, conjuntamente con Turismo, los criterios con los que se otorgan las licencias de ocupación preceptivas para inscripción en el registro autonómico.


En concreto, el Ayuntamiento ha adoptado ya otras iniciativas como la apertura de un servicio específico de atención a la ciudadanía para resolver conflictos derivados de las viviendas con fines turísticos, la puesta en marcha de campañas de sensibilización, las actuaciones para la persecución y control de las actividades ilegales y el inicio de los trabajos para la redacción de esa ordenanza que regule esta actividad en la ciudad de Sevilla así como las limitaciones en cuanto a su implantación.


Con el objetivo de dar la mayor participación ciudadana, el Ayuntamiento abrió un proceso de consulta para dar voz a la población en torno a la posibilidad tanto de modificar el PGOU como de implantar una ordenanza específica que regule la actividad de las viviendas turísticas. En relación con el cambio en la normativa urbanística que hoy se ha presentado se alcanzó una amplia mayoría (un 61,6%) a favor de que las VFT dejaran de formar parte del uso residencial y pasaran a ser un uso turístico.


Esa es la base de la propuesta entregada hoy a todos los agentes e instituciones que forman parte de la Mesa para la Lucha contra la Oferta Ilegal de Alojamientos Turísticos de la Ciudad de Sevilla y que ahora, cuando se culminen los trabajos previos, será remitida a la Junta de Andalucía para que elabore los informes preceptivos y la declaración ambiental estratégica. Posteriormente, el proyecto de modificación del PGOU deberá trasladarse al Pleno del Ayuntamiento.