El Ayuntamiento y la US colaboran para diseñar el proyecto piloto de residencia para estudiantes e investigadores en San Jerónimo

Investigadores de la Hispalense prestarán asesoría técnica para las obras que ejecutará Emvisesa basadas en un modelo de alojamiento modular medioambientalmente sostenible
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de vivienda y suelo Emvisesa y la Delegación de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, ha rubricado esta mañana un convenio-contrato con la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla para que preste asesoría técnica al proyecto de construcción de una residencia de estudiantes, profesorado e investigadores en terrenos del barrio de San Jerónimo, enmarcada en el despliegue de las iniciativas de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) para las zonas Norte y Macarena, cofinanciadas en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, Feder.


Firma Edusi


La firma la han protagonizado la delegada municipal de Igualdad, Juventud y Relaciones con la Comunidad Universitaria, Myriam Díaz, la delegada de Economía, Comercio y Relaciones Institucionales –área que coordina todo el Edusi–, Carmen Castreño, el gerente de Emvisesa, Felipe Castro, y José Guadix Martín, director general de la Fundación de Investigación de la Universidad de Sevilla.


En concreto, se desarrollará un programa de alojamiento piloto destinado a estudiantes y profesores y para el que se ha estimado la conveniencia de contar con el asesoramiento de la propia Universidad de Sevilla, al objeto de determinar el mejor diseño para un modelo de construcción sostenible y de rápida ejecución y cuyo resultado calibrará la posibilidad de replicarlo en otras zonas de la ciudad e incluso usarlo en situaciones de emergencia habitacional que se planteen a Emvisesa. El presupuesto total alcanza los 225.000 euros, el 80 por ciento de fondos europeos y un 20 por ciento del Ayuntamiento.

Esta residencia universitaria se ubicará en una parcela incluida dentro del ámbito API-DMN-01 San Jerónimo-Alamillo determinado en el PGOU en el Distrito Norte de Sevilla. En ese suelo construirá, con un diseño basado en la eficiencia energética y de rápida ejecución, un complejo modular con plazas para estudiantes y profesores que realicen trabajos de investigación en la ciudad o investigadores vinculados a proyectos que se desarrollen en Sevilla. Se sigue, así, un modelo de construcción sostenible que ya se está implantando en distintas ciudades europeas.


Y serán viviendas o alojamientos flexibles mediante módulos fácilmente montables, desmontables y transportables. Este modelo reduce, pues, el coste y no deja impacto en el paisaje, al tiempo que cabe la posibilidad de que los módulos de alojamiento se puedan reutilizar para otras zonas o necesidades. Serán medioambientalmente sostenibles en su construcción, puesto que se utilizarán materiales ecológicos y reciclables, y en el propio mantenimiento.


Para el desarrollo del convenio-contrato, se ha constituido ya un grupo de trabajo, bajo la coordinación de Francisco Javier Terrados, en calidad de investigador responsable del proyecto. Terrados es profesor de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Sevilla, adscrito al Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Universidad de Sevilla, departamento que aportará tres personas pertenecientes al Cuerpo de Personal Docente e Investigador de la Hispalense, además de tres colaboradores externos. La asistencia técnica comprenderá el análisis y la dirección de obras y contará una contraprestación económica de 35.650 euros + IVA.


El modelo


La residencia universitaria será el primer ejemplo de modelos alternativos recogidos en el nuevo Plan Municipal de Vivienda, Suelo y Rehabilitación 2018-2023. Tal colaboración con la Universidad permitirá la construcción de una novedosa forma para la edificación, denominada semilla, capaz de crecer y adaptarse a las nuevas demandas que vayan surgiendo. Entre sus características destacan:


  • Una mínima huella ecológica en el lugar en el que se ubica.
  • Un edificio transportable y almacenable en un espacio reducido (un solo contenedor).
  • Replicable en situaciones de emergencia habitacional.
  • Alta eficiencia energética y mínima emisión de CO2.
  • Reducción al mínimo de los residuos de construcción y eliminación de los de demolición, al no ser necesaria gracias a la posibilidad de transporte.
  • Control de los costes económicos, mejora del proceso de control de la calidad y eliminación de desviaciones presupuestarias.
  • Generación de patentes compartidas entre el propio Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla.
  • Los alojamientos se fabrican en taller y se transportan a su parcela de destino para su montaje.
  • Los alojamientos estarán monitorizados en cuanto a su consumo de energía, al objeto de obtener datos para su posterior evaluación.
  • La adecuación de la forma de construir al entorno mediterráneo con apoyo en estudios desarrollados por la Universidad de Sevilla.

Se trata de un nuevo proyecto que complementa el objetivo de lograr la reactivación económica y una transformación social para las zonas Norte y Macarena de la ciudad. Nace, asimismo, como complemento singular del eje vinculado a la innovación y el emprendimiento empresarial que se va a desarrollar en torno al edificio del CREA y las Naves de Renfe. El proyecto piloto de residencia universitaria pretende, asimismo, diversificar el perfil demográfico del barrio de San Jerónimo.