El Pleno municipal aprueba el convenio que desbloquea la rehabilitación de Santa Clara y su consolidación como espacio cultural

​Los propietarios de fuera del Casco Histórico tendrán un año más para planificar la edificación en sus solares dado que aún queda desierta la mayoría de las ventas forzosas
|

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido hoy en sesión ordinaria, ha aprobado por amplia mayoría –votos a favor de PSOE, PP y Ciudadanos y el no de Participa Sevilla y de Izquierda Unida– un nuevo convenio con la Archidiócesis que supone el desbloqueo de la rehabilitación completa del convento de Santa Clara y que, después de 17 años, resuelve la situación en torno a la titularidad de los espacios que tienen ya en estos momentos uso cultural.


768pxEspacio Cultural Santa Clara


“El nuevo convenio desbloquea, por el interés general de la ciudad y de su patrimonio histórico, el cumplimiento de las obligaciones contenidas en el convenio firmado en 2001, al tiempo que consolida el complejo cultural de Santa Clara y permite, asimismo, seguir apostando por la rehabilitación de este BIC”, ha dicho ante el Pleno el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz.


Fue en 2001 cuando se rubricó el convenio de cesión al Ayuntamiento de todo el convento de Santa Clara, a excepción de la iglesia y dependencias anexas al Ayuntamiento, a cambio de una aportación económica y de que asumiera la responsabilidad municipal de la rehabilitación integral de todo el espacio, incluidas las partes que continuarían dependiendo de la propia Archidiócesis.


Durante este tiempo, el Ayuntamiento ha ejecutado inversiones por casi 8 millones en el convento centradas en las partes que estaban destinadas a ser de su titularidad pero sin intervenir en ningún momento ni en la iglesia ni en las zonas adjuntas. Esta situación implicaba un incumplimiento del convenio, además de conllevar un deterioro de las zonas en las que no se estaba actuando.


El acuerdo establece que el Ayuntamiento, previa tasación de esas obras necesarias en la iglesia, realice una transferencia de tres millones de euros en cuatro anualidades a la Archidiócesis para que sea ella quien asuma la responsabilidad de rehabilitar la iglesia y otras zonas anexas dando así por cerrado el convenio del año 2001. Del mismo modo, en ejecución de ese mismo acuerdo, los espacios cedidos al Consistorio hispalense pasarían a ser escriturados como tal.


SOLARES


Por otro lado, el Pleno de hoy ha aprobado también por la misma mayoría y correlación de votos prorrogar por un año, con efectos a partir del 27 de noviembre de 2018, la suspensión del cómputo del plazo contemplado en la Ordenanza Reguladora del Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas para el cumplimiento del deber de edificar de solares y parcelas en suelo urbano consolidado, a excepción de los ubicados en el ámbito del Casco Histórico.


La suspensión que, en suma, significa que los propietarios estarán exentos de la obligatoriedad de edificar aunque sus terrenos estén incorporados al Registro de solares y Edificaciones Ruinosas, no se aplicará a fincas que se encuentren ya en situación legal de ruina urbanística, a las declaradas con el deber de conservar incumplido, ni a aquellas declaradas con edificación deficiente o inadecuada.


Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, ha dicho ante el Pleno municipal que la prórroga trata de no perjudicar desarrollos urbanísticos en los barrios fuera del propio Casco Histórico y también ante la evidencia de que “la mayoría de los procesos para venta forzosa en esos barrios quedan desiertos, no así en el Casco Histórico”. En ese sentido, ha señalado que entre 2014 y 2018 salieron a subasta por venta forzosa ante el incumplimiento del deber de edificar 13 solares en el Casco Histórico y 12 se adjudicaron, mientras que 44 de las 52 pujas en el resto de la ciudad quedaron desiertas.


“Para el Casco Histórico se aprecia un repunte inmobiliario que todavía no ha llegado a otros distritos, aunque sí existen desarrollos importantes que se están desbloqueando con negociaciones, como en Hacienda del Rosario o Cisneo Alto, y que posibilitan un incremento de las VPO en la ciudad”, ha sostenido el delegado. En estos momentos, de los 78 solares que pueden beneficiarse de la prórroga, el 54 por ciento tienen menos de 600 metros cuadrados. “Por tanto, la mayoría no son grandes bolsas de suelo sino que son fincas particulares”, ha argumentado.