La Guardia Civil detiene a dos personas por robo con violencia e intimidación en Utrera

​Las víctimas trabajaban como repartidores de comida a domicilio y ambos detenidos han ingresado en prisión
|

La Guardia Civil de Utrera, tras más de un mes de investigación, ha procedido a la detención de A.E.S y de J.J.R.R. ambos de 39 años de edad y vecinos de Utrera como presuntos autores de dos robos con violencia e intimación cuyas víctimas eran repartidores de comida a domicilio. Una vez puestos a disposición judicial se decretó el inmediato ingreso en prisión provisional.


Guardia civil


El pasado mes de octubre de 2018, y con dos días de diferencia, se denunciaron dos robos con características comunes, ya que en ambos las víctimas eran repartidores de comida a domicilio. En sus denuncias detallaron cómo, tras abrir las viviendas para que les entregasen sus pedidos, fueron acometidos e intimidados con un hacha a la altura del abdomen y con un cuchillo de grandes dimensiones respectivamente.


En el primer caso, la víctima fue engañada para entrar en la vivienda del autor, quien tras hacerse pasar por cliente, cerró la puerta con llave y lo intimidó con un cuchillo de grandes dimensiones para que le entregara tanto el pedido como el dinero que llevaba consigo, dejándolo marchar una vez conseguido su propósito.

El segundo hecho denunciado, tuvo lugar en plena calle, cuando dos repartidores se encontraban parados con motivo de una avería mecánica y fueron acometidos por dos personas, colocándole uno de ellos un hacha a la altura del abdomen para sustraerle el dinero recaudado y el teléfono móvil, todo ello mientras el otro autor conseguía sustraerle la recaudación y el ciclomotor, vehículo que utilizaron para huir del lugar.


Componentes del área de investigación de la Guardia Civil de Utrera, iniciaron una investigación y consiguieron el testimonio de diferentes testigos oculares y la recuperación tanto de la bolsa transportadora de pizzas, como del ciclomotor sustraído. Como resultado de dicha investigación se llegó a la identificación de los dos supuestos autores, ambos delincuentes con numerosos antecedentes policiales y judiciales por hechos similares características.


Para la detención del primero de los autores, se estableció un dispositivo policial alrededor de su vivienda. Se da la circunstancia de que esta persona se encontraba señalada judicialmente para su reingreso en el centro penitenciario al que no se había reintegrado tras un permiso. En cuanto al segundo autor, al saber de la detención de su cómplice, mantuvo una actitud esquiva ante cualquier presencia policial, lo que dificultó su localización y detención, la cual se llevó a cabo días después. Una vez puestos a disposición judicial se decretó se inmediato ingreso en prisión provisional.