Solistas de la Orquesta Barroca y la Ensemble Phoenix Munich protagonizan la quinta semana de ‘La Europa de Murillo’

Tras el concierto de los afamados Sinkovsky & Pianca, el ciclo de música antigua enmarcado en el IV centenario del maestro traerá a la Sala Turina a dos nuevas formaciones de gran prestigio en el repertorio barroco
|

La Europa de Murillo, el segundo gran ciclo de conciertos del cuarto centenario del genio del barroco, llega a su quinta semana tras recitales como el que ofreció Sinkovsky & Pianca y el paso por la ciudad de formaciones tan emblemáticas de música antigua como Les Arts Florissants.


Murillo


La octava propuesta de este festival con el que el público viaja a la innovación musical del siglo XVII estará protagonizada el miércoles 14 de noviembre por cinco solistas de la Orquesta Barroca de Sevilla dirigidos por el violinista italiano Enrico Onofri. Los músicos interpretarán el programa ‘¡Al arma, sentidos!’, que incluye obras de Biagio Marini, Dario Castello, Giovanni Battista Fontana, Bartolomé de Selma y Salaverde, Marco Uccellini, Andrea Falconieri, Heinrich Ignaz Franz von Biber, Giovanni Battista Bassani y Arcangelo Corelli.


“Este concierto ofrece al espectador un recorrido espléndido para entender cómo la música instrumental italiana fue cobrando protagonismo, independencia e importancia a lo largo del siglo XVII”, explica el crítico Pablo J. Vayón, que considera fundamentales a los violinistas del norte de Italia cuyas obras podrán escucharse el miércoles. Las sonatas primitivas, las variaciones escritas sobre temas conocidos, la espontaneidad, la improvisación, el lirismo, el virtuosismo y las suites de danza se darán cita esta semana en el Espacio Turina.


SOBRE LA ORQUESTA BARROCA DE SEVILLA Y ENRICO ONOFRI


La OBS interpreta música antigua con criterios historicistas. Además de la intensa actividad que desarrolla en Sevilla y el resto de Andalucía, se ha presentado en los escenarios españoles y europeos más importantes. Entre las figuras internacionales que se han puesto al frente de la formación podemos destacar a Gustav Leonhardt, Christophe Coin, Sigiswald Kuijken, Jordi Savall, Christophe Rousset, Rinaldo Alessandrini, Monica Huggett, Harry Christophers, Andreas Spering, Alfredo Bernardini, Diego Fasolis, Juanjo Mena, Eduardo López Banzo, Pablo Valetti, Fabio Bonizzoni y Enrico Onofri. Tras grabar para los sellos discográficos Harmonia Mundi, Lindoro y Almaviva, la orquesta ha creado el suyo propio: OBS-Prometeo. Ha recibido distinciones como el Editor’s Choice de la revista Gramophone, el Excepcional de Scherzo, el Ritmo Parade, el Recomendable de Cd Compact y Audio Clásica, el 5 estrellas Goldberg y el Melómano de Oro. Además, ha obtenido el Premio Manuel de Falla 2010, el Premio FestClásica 2011 y una Distinción Honorífica del Ayuntamiento de Sevilla. En 2011 el Ministerio de Cultura le concedió el Premio Nacional de Música.


La carrera de Enrico Onofri comenzó tras la invitación de Jordi Savall como concertino de La Capella Reial de Catalunya. Entre 1987 y 2010 fue el concertino y solista de Il Giardino Armonico. En 2002 se presentó como director, alcanzando gran éxito de crítica y numerosas invitaciones de orquestas, teatros y festivales de Europa, Japón y Canadá. Entre 2004 y 2013 ha sido el director principal de Divino Sospiro en Lisboa, y desde 2006 director invitado de la Orquesta Barroca de Sevilla. En el año 2000 fundó el ensemble Imaginarium, dedicado al repertorio barroco italiano. Onofri ha actuado en las más reconocidas salas de todo el mundo. La mayoría de sus discos han sido galardonados con los más prestigios premios internacionales y sus conciertos han sido emitidos en radios de Europa, América, Asia y Australia. Onofri es profesor de violín barroco y de interpretación de la música barroca en el Conservatorio Bellini de Palermo desde el año 2000. Con frecuencia ofrece clases magistrales en Europa, Canadá y Japón. Es tutor y director invitado de la European Union Baroque Orchestra y en 2011 le invitaron a impartir masterclasses en la Juilliard School de Nueva York.


Turno el sábado 17 de noviembre para la Ensemble Phoenix Munich, que interpretará el programa ‘Cynthia’s Shining Sphere’ con obras de Henry Purcell, Daniel Purcell y John Blow. La soprano Emma Kirkby, el violagambista Domen Marinčič y el tiorbista y archilaúd Axel Wolf actuarán bajo la dirección artística de Joel Frederiksen, que también tocará el bajo y el archilaúd.


La formación alemana ha elegido obras de compositores ingleses que reinventan la semiópera y crean obras como Timón de Atenas, escrita a partir de un texto de Shakespeare y que incluye una sola masque sobre el tema de Baco y Cupido. “Como podrá escucharse en este concierto, las canciones de Purcell son a menudo de corte amoroso, aunque no faltan temas jocosos, otros tocados por una dulce melancolía y referencias filosóficas, naturalistas e incluso metamusicales”, explica Pablo J. Vayón a propósito del compositor que incorporó a su música elementos franceses e italianos y generó un estilo inglés de música barroca. Otro de los protagonistas del recital será John Blow, que destacó tanto en los géneros instrumentales como en los vocales, sacros y profanos y dejó una de las odas fúnebres más conmovedoras de toda la historia de la música británica.


SOBRE LA ENSEMBLE PHOENIX MUNICH Y LOS SOLISTAS


Fundado en 2003 por Joel Frederiksen, el conjunto posee un repertorio que incluye obras del Renacimiento y el Barroco, así como música de los pioneros de Estados Unidos. Sus programas se caracterizan por su originalidad y el cuidado por la investigación. Los miembros tocan a partir de manuscritos originales y con instrumentos de época, aunque también hacen encargos de música nueva. Numerosos artistas invitados han liderado y dirigido el ensemble en festivales internacionales como el de Innsbruck, el de Música Antigua de Brujas o el de Primavera de Budapest. La formación se presenta con frecuencia con sus programas originales, incluyendo Requiem for a Pink Moon, Rose of Sharon y Masters of Song en la República Checa, los Países Bajos, Francia, Estados Unidos y Alemania. Requiem for a Pink Moon recibió el prestigioso premio ECHO Klassik en 2013 en la categoría Klassik ohne Grenzen (Clásicos sin Límites).


Emma Kirkby es una soprano inglesa especializada en música del Renacimiento y Barroco. Ha desarrollado su propia técnica en Londres con Jessica Cash y ha mantenido largas relaciones con grupos y orquestas de música antigua, en particular con la London Baroque, la Orquesta Barroca de Friburgo, L’Orfeo de Linz y la Orchestra of the Age of Enlightenment, y posteriormente con el Palladian Ensemble y Florilegium. Ha realizado más de un centenar de grabaciones, desde secuencias de Hildegard von Bingen hasta madrigales del Renacimiento inglés e italiano, cantatas y oratorios del barroco, obras de Mozart, Haydn y J. C. Bach.


En 1999 fue escogida Artista del Año por los oyentes de la cadena de Radio clásica Classic FM Radio y en noviembre de 2000 recibió la Orden del Imperio Británico. En junio de 2007 la incluyeron en la Lista de Honores del Aniversario de la Reina Isabel para su nombramiento como jefa de la Orden del Imperio Británico. En 2011 le concedieron la Medalla de la Reina de la música, galardón que premia a personas que han tenido una influencia importante en la vida musical del Reino Unido.


Joel Frederiksen estudió canto y laúd en Nueva York y Michigan. Ha trabajado con conjuntos musicales americanos de primer nivel, como los Boston Camerata y Waverly Consort. Tras su debut en el Festival de Salzburgo se instaló en Europa. Ha cantado con regularidad en formaciones de música antigua y ha colaborado como solista con Paul O’Dette, Stephen Stubs y Jordi Savall. Ha grabado más de 25 CDs para los sellos discográficos más importantes y ha realizado giras por todo el mundo. Su CD como solista, Orpheus, I am, fue muy aplaudido por la crítica tanto en Estados Unidos como en Europa. Como cantante que también toca el laúd, es uno de los principales intérpretes de las obras de compositores ingleses de música para laúd y de música italiana barroca. Su voz decoloratura basso profundo de amplia gama y sus expresivas actuaciones le han hecho ganar un gran reconocimiento en todo el mundo. En 2003 fundó el Ensemble Phoenix Munich. Heredero de su grupo anterior, L’Antica Música de Nueva York, la formación ofrece conciertos en Múnich y cada vez con mayor frecuencia en el extranjero.


El esloveno Domen Marinčič estudió viola da gamba con Philippe Pierlot, clave con Carsten Lohff y bajo continuo con Alberto Rinaldi. En 1997 ganó el Primer Concurso Internacional de Viola da Gamba Bach-Abel en Cöthen. Ha trabajado con grupos como Ricercar Consort, Stylus Phantasticus, Ars Antiqua Austria y Gruppe für Alte Musik de Múnich. Toca habitualmente con diferentes orquestas eslovenas como clavecinista y también es cofundador de Musica Cubicularis, un conjunto esloveno especializado en la música del siglo XVII. Participó en producciones de CDs para las empresas Aeolus, Harmonia Mundi y Ricercar. Desde 2005 es profesor de bajo continuo y literatura musical en el Departamento de Musicología de la Universidad de Liubliana.


Axel Wolf es músico independiente que vive en Baviera. Ha participado en festivales internacionales como los de Brujas, Utrecht, Roma, Tokio o Nueva York, en calidad de solista y como miembro de conjuntos como Musica Fiata (Colonia), Ars Antiqua Austria, Freiburger Barockorchester, Orquesta Age of Enlightenment o Gabriele Consort & Players de Londres, con directores como Ivor Bolton, Harry Bicket, Alan Curtis, Paul Mc Creesh y Joshua Rifkin. Además de numerosas producciones de CDs como solista y como acompañante, ha grabado obras para laúd sólo de Bach, Ópera para laúd, arias barrocas de Johann Adolf Hasse y obras para laúd y chitarronede Alessandro Piccinini, acompañado por el United Continuo Ensemble.


SOBRE 'LA EUROPA DE MURILLO'


El ciclo La Europa de Murillo continuará hasta enero en la sala Turina. “La música es uno de los caminos a través del que queríamos viajar al tiempo de Murillo, a un momento en el que el arte vive una gran innovación tanto en la pintura como en la composición y la interpretación musical. Si Murillo era la vanguardia pictórica del barroco, este ciclo nos transportará a la vanguardia sonora a través de las mejores ensembles del continente”, declara Antonio Muñoz, delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla.


Muñoz define la iniciativa como “un programa único en España y al nivel de grandes festivales de ciudades como París y Berlín”. La Europa de Murillo viene precedida por la acogida que de propuestas musicales precedentes en la efeméride, como el ciclo ‘Bajo el signo de Murillo’, que el pasado mes de febrero llenó en cada día de concierto las iglesias de San Luis de los Franceses y La Caridad.


Según Fahmi Alqhai, director del programa, la propuesta quiere ser un gran compendio que evoque todo lo que sucedía en el continente a nivel musical durante el sigo XVII, aunque también incluye piezas del XVI y del XVIII. “Todas las músicas que hicieron historia en ese tiempo tienen cabida en La Europa de Murillo”, garantiza el músico, que ha dividido el ciclo en dos partes, la protagonizada por ensembles internacionales y la correspondiente a las españolas. Entre las internacionales, continúa Alqhai, se han programado formaciones que no hayan pasado antes por Femás, festival que también dirige. “Todos los grupos participantes son de primer nivel, un referente en su campo”, recalca.


“Este 2018 es un año memorable para la música antigua en Sevilla. Un momento único que arrancó con Jordi Savall inaugurando Año Murillo a finales de 2017 en el Teatro de la Maestranza y que continuó con el ciclo 'Bajo el signo de Murillo', que dio cuenta de la excelente salud de las formaciones locales de música antigua, ensembles que interpretaron las composiciones que se escuchaban en la Sevilla del XVII. Y un año que prosigue con este gran ciclo del que muy pocas ciudades en el mundo pueden presumir”, recuerda Alqhai.


EL PODER COMUNICADOR DEL BARROCO


Tanto el delegado como el violagambista invitan a que el público no entendido también acuda a disfrutar de este ciclo, puesto que la música antigua es, en palabras de Alqhai, más inmediata y cercana al oído humano que la romántica. “Estamos en un periodo en el que la composición es clara y está ligada a lo que dice el texto”. Como le ocurre a Murillo en la pintura, esta música se acerca más a las pasiones y, sin abandonar la intelectualidad, se aproxima al oído humano. Esta cercanía es, como ha explicado Muñoz, uno de los grandes éxitos del Barroco, el mismo tipo de éxito comunicativo que podemos apreciar en la pintura de Murillo.