El Ayuntamiento finaliza la reurbanización de la calle Francisco Carrión Mejías en el Distrito Casco Antiguo

​La via de este barrio mejora en accesibilidad, gana en seguridad y en espacio para el peatón y en sombra con la plantación de nuevo arbolado
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla, Emasesa, y en coordinación con la Gerencia de Urbanismo y el Distrito Casco Antiguo, ha finalizado las obras del proyecto de reurbanización de la calle Francisco Carrión Mejías, que ha quedado hoy abierta al tráfico. Se trata de una inversión, en total, de 324.000 euros que, además de la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento, ha incluido mejoras en accesibilidad y en seguridad y más espacio para el peatón. El proyecto se completará próximamente con la plantación, por primera vez en esta vía, de nuevo arbolado.


Foto Cabrera fin obras


El delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha visitado hoy esta calle con motivo de la finalización de los trabajos y ha señalado que “una vez más, hemos seguido el modelo de gestión de proyectos que estamos llevando a cabo en este mandato y que consiste en aprovechar la oportunidad que genera la necesidad de sustituir las redes de Emasesa para introducir importantes mejoras en el viario público y teniendo en cuenta la opinión de vecinos y comerciantes mediante un amplio proceso de participación”. “Gracias a este modelo, puesto en práctica en numerosos proyectos del Casco Antiguo como en el caso de Amor de Dios, Matahacas o en el entorno de San Andrés, esta calle es ahora mucho más transitable y presenta un aspecto totalmente renovado que quedará rematado con once nuevos árboles cuando entremos en la época de plantación”, ha indicado el delegado.


PARTICIPACIÓN E INFORMACIÓN


Este proyecto ha estado precedido de un proceso de información y participación de vecinos y comerciantes para minimizar las molestias ocasionadas y, sobre todo, para tener en cuenta las mejoras que quisieran añadir, al tiempo que se ha consensuado también con la comunidad educativa del IES Velázquez, que podrán iniciar el curso académico con la calle totalmente abierta ya al tráfico. Las obras han supuesto la renovación de todas las redes y pavimentos, la construcción de alcorques para el nuevo arbolado y la ampliación del acerado, que en algunos tramos incumplía la normativa de accesibilidad, para garantizar la accesibilidad para los peatones y facilitar el tránsito de las personas con movilidad reducida.


En lo que se refiere a la pavimentación, se ha realizado una renovación completa de la calle, incluyendo calzada y acerados. En consenso con vecinos y comerciantes, la calzada se ha repuesto con adoquín de granito, mientras que el acerado, que se ha ampliado en algunos tramos que antes incumplían la normativa de accesibilidad, se ha ejecutado con solería de terrazo, al tiempo que se han reordenado las plazas de aparcamiento.


Respecto a la sustitución de las redes de abastecimiento y saneamiento, ésta ha tenido como finalidad mejorar el servicio prestado, la presión y el caudal, así como el incremento de la capacidad de captación de aguas pluviales y de evacuación y la eliminación de fugas. Así, las obras han supuesto la sustitución de los tramos de conducción existentes —unos 350 metros— empezando por la calle Juan de Mesa y terminando por la Plaza de San Leandro, lo que supone una mejora de la calidad del agua suministrada.


Respecto a las redes de saneamiento, se han ejecutado dos nuevos colectores, también comenzando por Juan de Mesa y finalizando en la plaza de San Leandro, lo que supone la instalación de un total de 170 metros de tubería, 10 pozos de registros, 17 imbornales y 25 acometidas domiciliarias. Por último, el proyecto también ha contemplado la instalación de una nueva red de riego y baldeo —con 190 metros de tubería y cuatro bocas de riego— para conformarla con agua no potable.