El Ayuntamiento cerró 2017 con la ejecución del mayor gasto público permitido

La cuenta general del Ayuntamiento ratifica el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, sostenibilidad financiera, y reducción de deuda por parte del actual gobierno
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hacienda y Administración Pública, ha presentado ante la Comisión delegada de Hacienda el resultado de la cuenta general de 2017 así como los distintos informes de la Intervención General. En ellos se constata el elevado nivel de ejecución presupuestaria, así como el cumplimiento de los objetivos de estabilidad, sostenibilidad financiera y reducción de la deuda por parte del gobierno durante este mandato. “Los informes constatan que se ha ejecutado más y que el Ayuntamiento está mucho mejor ahora que en 2015, así como la incidencia que tiene en la gestión municipal ordinaria las limitaciones de contratación de personal o de inversión establecidas por el Gobierno central durante la legislatura del PP”, explicó el delegado de Hacienda, Joaquín Castillo.


Foto archivo Joaquu00edn Castillo


Los informes de esta forma señalan que el Ayuntamiento ejecutó durante el pasado año en total 694,5 millones de euros sobre un límite de gasto fijado por la ley del Ministerio de Hacienda de 696,9 millones de euros. Es decir, que se alcanzó un nivel de ejecución del 99,6 por ciento, superior a los últimos años. Así, en 2016 se alcanzó un 98,5 por ciento y la media de los años 2013 y 2014 gobernados por el PP fue de un 97,5 por ciento lo que supuso que el gobierno de Juan Ignacio Zoido con Beltrán Pérez como delegado responsable de los distritos dejó sin ejecutar más de 31 millones de euros.


Este límite de gasto, que es una obligación legal, supone que la ejecución sobre el presupuesto diseñado inicialmente se establece en un 83,72 por ciento cifra que en cuanto a volumen de inversiones y de gastos es superior a la media del pasado mandato, alcanzando cifras superiores al 87 por ciento en organismos como el ICAS. Los informes además constatan el cumplimiento de los objetivos de estabilidad y sostenibilidad financiera en el Ayuntamiento, sus organismos autónomos y empresas municipales, alcanzando un resultado global positivo y un remanente de tesorería favorable, situación que se no había producido en ejercicios anteriores.


REDUCCIÓN DE LA DEUDA


En cuanto al endeudamiento se constata que el año 2017 se cerró con una nueva reducción de la deuda de 24 millones de euros al pasar la deuda viva de 411 millones a 387 millones al cierre del ejercicio cumpliéndose así el objetivo de que los créditos solicitados para la ejecución de inversiones no supongan un incremento de la carga financiera. Esta tendencia se mantendrá y reforzará durante el presente año 2018.


“Se trata de un cierre de 2017 positivo que consolida a Sevilla como uno de los ayuntamientos más saneados y con menor deuda por habitante fruto de una buena gestión económica durante estos años. Los informes reflejan además el impacto que tienen las limitaciones en contratación y ejecución, dado que se han alcanzado los máximos legales permitidos en cuanto a ejecución sin rebasarlos para evitar incurrir en una ilegalidad”, concluyó Joaquín Castillo.