La Guardia Civil desarticula un grupo criminal dedicado a robar en naves industriales

​La operación se ha saldado con la localización de dos naves industriales en San José de la Rinconada y la capital repletas de objetos procedentes de los robos cuyo valor supera el millón de euros
|

Guardias civiles del Puesto Principal de Gines han detenido en la denominada Operación Parxi, a cuatro individuos por 19 delitos de robo en naves industriales, pertenencia a grupo organizado y usurpación de estado civil, tras una investigación que ha permitido vincular a estos individuos con 19 robos hasta el momento; en una operación que continúa abierta y que podría aumentar el número de robos esclarecidos y el de detenidos.


Guardia civil


Los hechos comenzaron en el mes de junio, cuando Guardias civiles pertenecientes al Puesto Principal de Gines, se hicieron cargo de las gestiones para el esclarecimiento del robo en el interior de una empresa ubicada en Valencina de la Concepción, resultando éstas positivas y finalizando con la detención de L. C. R. Y de V. J. R. R..


Tras esto, los investigadores iniciaron una nueva línea de investigación ante la sospecha fundada de que estos individuos estuvieran relacionados con otros hechos similares, el incremento de robos con fuerza en establecimientos y la alarma correspondiente. Fruto de esa investigación se ha averiguado que estos individuos, junto con otros dos, son los autores de 19 robos en naves industriales de las provincias de Sevilla, Málaga y Huelva.


MODUS OPERANDI


El grupo poseía una estructura muy jerarquizada y definida en cuanto a cometidos de cada uno, hasta tal punto que se exigía ropa de trabajo, así como una infraestructura de naves y furgonetas. En cuanto a las empresas en las que han robado, buscaban sobre todo aquellas del sector que negociaran con: Electrodomésticos, muebles, sofás, colchones, bebidas, cosmética y perfumeria, además, se aseguraban de que la actividad cesara durante el fin de semana, momento en que perpetraban los robos y que tuvieran escasas medidas de seguridad o carecieran de ellas, por lo que accedían forzando la cerradura o practicando un butrón si era necesario, permaneciendo durante horas en los establecimientos mientras cargaban el material y realizando sucesivos portes a las naves que utilizaban como almacén o incluso continuar al día siguiente con el robo si era el caso.


Para ello, alquilaban furgonetas con documentación sustraída a terceras personas, evitando en caso de ser detectados una identificaicón correcta. También utilizaban vehículos que se encontraban en las naves para realizar la huida con lo robado, incluso en una ocasión, intentaron negociar un rescate de mercancía y vehículos a un empresario que se negó y en su lugar acudió a la Guardia Civil.


Con el material robado y con la infraestructura que poseían, funcionaban como una empresa paralela del sector que ante sus potenciales clientes se presentaba como una dedicada a la adquisición de lotes de subasta, igualmente se ha descubierto que poseen dos naves en Sevilla capital y San José de la Rinconada, donde finalmente, en los registros efectuados, se han encontrado objetos pertenecientes de empresas de Sevilla, Málaga y Huelva, en concreto de las localidades de: Sevilla capital, Mairena del Aljarafe, El cuervo, Utrera, Camas, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaira, Arahal, Valencina de la Concepción, Utrera, Osuna, Cartaya y Málaga capital


Como consecuencia de lo anterior se han incautado los siguientes efectos, cuya valoración ponderada supera el millón de euros, sin contar los daños en las instalaciones y en cuyo traslado han hecho falta 20 camiones de gran tonelaje. Por estos hechos se ha detenido a L.C.R de 38 años, R.A.V de 38 años y a V.J.R.R. de 28 años y vecinos de Alcalá de Guadaira y a J.A.G.S de 30 años, vecino de Sevilla y cabecilla del grupo. Todos ellos han sido puestos a disposición judicial.