Detenido un menor acusado de hacer pintadas en el mobiliario urbano de Alcalá de Guadaíra

Las investigaciones de la Policía Local continúan a la espera de poder identificar al otro menor que en el momento de ser localizado evitó su detención
|

La Policía Local de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha detenido a un menor de 16 años acusado de hacer pintadas en una zona del parque de San Juan. Los hechos ocurrieron el 1 de septiembre sobre las 20,30 horas, cuando un agente local que se encontraba fuera de servicio vio a dos jóvenes que realizaban pintadas en las inmediaciones del parque de San Juan, según han informado desde el Ayuntamiento alcalareño.


Ayuntamientoalcala


Tras dar el aviso correspondiente y seguir a estos jóvenes, los agentes policiales pudieron localizar a uno de ellos en las inmediaciones de la avenida Tren de los Panaderos para proceder a la detención y la retirada de los sprays que llevaban y que supuestamente habían usado atentando así contra el mobiliario y el patrimonio urbano. La detención de este sábado, así como la inspección policial de las pintadas realizadas, ha servido, según ha detallado la Policía Local, para corroborar la firma de los jóvenes e identificar así un total de 18 pintadas realizadas en distintos puntos de la ciudad, han indicado las mismas fuentes municipales.


Las investigaciones de la Policía Local continúan a la espera de poder identificar al otro menor que en el momento de ser localizado evitó su detención. Por su parte, el joven detenido, tras prestar declaración ha sido puesto a disposición de sus tutores legales y se ha dado cuenta del hecho a la Fiscalía de menores al tratarse de un presunto delito de daños. El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha explicado que realizar un graffiti constituye "una infracción a la Ley de Seguridad Ciudadana por deslucir bienes ajenos, ya sean de titularidad pública o privada, que se encuentran en la vía pública". Según el artículo 39 de dicha ley, la infracción conlleva una multa de entre 100 y 600 euros. En este caso, el resarcimiento de los daños causados recae sobre los tutores legales del menor.