La provincia atiende a 2.697 mujeres en el teléfono de atención a las víctimas de la violencia de género

​La violencia machista acapara ya el 65 por ciento de las consultas realizadas a este servicio del IAM durante el primer semestre del año
|

La provincia de Sevilla atiende a 2.697 mujeres dentro del Teléfono para la Mujer en atención a las víctimas de la violencia de género. De este modo, se convierte en la provincia con mayor registro en este teléfono tras Málaga (2.298 mujeres) y Cádiz (1.330 mujeres). Las otras provincias, han arrojado estos datos: 707 consultas procedentes de Almería; 723 de Córdoba; 1.155 de Granada; 676 de Huelva y 593 de Jaén, además de 406 consultas procedentes de fuera de la comunidad.


IMG 20180115 WA0013


Saber si se está sufriendo violencia de género, conocer los pasos que hay que dar para alejarse de una relación tóxica, pedir ayuda psicológica o jurídica, ser atendida de manera personalizada por especialistas, recibir protección en un centro de acogida en caso de urgencia, tener apoyo y cobertura ante una agresión sexual.... Son algunos de los servicios que cada día pueden recibir las víctimas de la violencia de género cuando llaman al Teléfono de Atención e Información a las Mujeres (900 200 999), un teléfono que da servicio integral a las mujeres, y especialmente a las víctimas de la violencia de género. Durante el primer semestre del año, este teléfono del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha recibido un total de 14.539 llamadas, un 1,5 por ciento más que en el mismo período del año anterior.


Ello ha permitido gestionar 10.585 consultas, de las cuales la gran mayoría, 6.900 de ellas, fueron por violencia de género (un 65,1 por ciento). Un porcentaje que cada año va en aumento, lo que, según la directora del IAM, Elena Ruiz, refleja "la creciente confianza de la ciudadanía en un teléfono que se consolida no sólo para la atención general, sino especialmente para la actuación inmediata ante la violencia de género, ya sea para derivar a las víctimas a las casas de acogida o para facilitarles la atención psicológica necesaria”.


El teléfono ha gestionado hasta junio 290 acogimientos por violencia machista, y ha transferido 1.503 llamadas al Servicio de Asesoramiento Legal Telefónico. Junto a ello, el 900 ha atendido 5.056 casos (un 5,6 por ciento más que en 2017) derivados desde el teléfono estatal 016, que se encarga de las llamadas urgentes (las que requieren de la intervención sanitaria o policial) y desvía al 900 el resto de consultas en materia de violencia de género. Este teléfono, que presta servicio gratuito y anónimo durante 24 horas los 365 días del año, está conectado además con otros recursos como el 112, que en el primer semestre derivó 3.392 consultas al 900.


La directora del IAM ha destacado la importancia del teléfono "como primera puerta de entrada" a la que cualquier mujer, y especialmente la víctima de violencia de género, "puede llamar para pedir orientación para salir a tiempo del ciclo del maltrato machista, ante los primeros síntomas". Las mujeres son las principales usuarias del 900 200 999, con más del 90 por ciento de las llamadas, siendo el resto familiares y personas de su entorno.