La Guardia Civil detiene a un vecino por numerosos robos en interior de vehículos en Los Palacios y Villafranca

​Actuaba de madrugada y fracturaba las lunas con un martillo especial para vidrios de seguridad
|

La Guardia Civil ha detenido a un vecino por varios delitos de Robo con Fuerza en las Cosas en Interior de Vehículos. Durante el presente mes de agosto se han denunciado numerosos robos en el interior de vehículos estacionados en la vía pública. En una misma noche se robó hasta en cinco vehículos estacionados en una misma zona. De madrugada, tras fracturar las lunas de las puertas delanteras, se llevaban rápidamente todo objeto de valor que encontraban en las guanteras. Se han dado casos en los que, al encontrar carteras, los delincuentes han usado las tarjetas bancarias para sustraer dinero antes de que sus propietarios las anulasen.


Guardia civil


La Guardia Civil de los Palacios ha recibido muchas denuncias de este tipo. Por todo esto, componentes del Área de Investigación de la Guardia Civil iniciaron una investigación y consiguieron una noche identificar a un individuo que portaba un martillo de seguridad especial para la rotura de cristales, similar a los que existen en autobuses y cuya posesión no pudo justificar. Esta persona, una vez identificada, resultó tener en su haber numerosos antecedentes policiales.


La Guardia Civil se centró en la investigación de dicho individuo. El pasado día 24 de agosto, fue identificado plenamente cuando entró en un cajero de una entidad bancaria para sacar efectivo con una tarjeta sustraída y fue reconocido por los componentes del Área de Investigación como la persona de la que se sospechaba fuese responsable de los robos.


Por tales hechos se procede a la localización y detención de J.A.M.E mayor de edad y vecino de los Palacios, a quien se imputan más de una quincena de delitos de Robo con Fuerza en las Cosas en Interior de Vehículos y en cuya manifestación como detenido en las dependencias policiales reconoce ser autor de los hechos delictivos, dando incluso detalles de los mismos, confirmando que las roturas de los cristales las realizaba con un martillo de seguridad sustraído.