El Ayuntamiento concluye la restauración de las fachadas y cerámicas del Pabellón Real tras invertir 1,1 millones

​Esta restauración se incluye dentro de la estrategia de Espacios singulares y de los acuerdos para rehabilitación del patrimonio gracias a las transferencias de tres millones de euros anuales del Alcázar
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha culminado la primera restauración completa de la fachada y los elementos cerámicos que se realiza en el Pabellón Real desde su construcción para la exposición de 1929 con una inversión adjudicada por 1,1 millones de euros. La obra será recepcionada en los próximos días y ha permitido la recuperación de este inmueble de gran valor patrimonial que se encontraba en un avanzado nivel de deterioro. El objetivo del gobierno es que este edificio tenga próximamente un uso cultural una vez que se formalice el traslado de la Delegación de Empleo y que se ejecuten las intervenciones necesarias para la adecuación del espacio.


Pabellu00f3n Real


“La protección del patrimonio es un compromiso firme del gobierno de la ciudad que se refleja en inversiones como esta que nos han permitido frenar el deterioro de este edificio y recuperarlo con un trabajo minucioso y de gran calidad de los técnicos de la Gerencia de Urbanismo y de la empresa adjudicataria. Es un compromiso con el patrimonio que además debe mantenerse en el tiempo y para eso es fundamental la aportación establecida de tres millones de euros anuales del Alcázar”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien visitó hoy las obras, días antes de su recepción, acompañado de los delegados de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz; Hacienda, Administración Pública y Distrito Sur, Joaquín Castillo; y Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores.


El Pabellón Real es uno de los referentes del regionalismo sevillano. El proyecto original del Pabellón Real fue redactado por Aníbal González y Álvarez Ossorio en 1912, finalizándose las obras en noviembre de 1915. Esta obra fue, además, una ocasión para el lucimiento de otros artistas que con él colaboraron como los tallistas de ladrillo y piedra José Roldan y Francisco Reyes, los pintores y ceramistas más famosos de la época Gustavo Bacarisas, Manuel Rodríguez y Pérez de Tudela, Eduardo Muñoz o Manuel García Montalbán.


La intervención, promovida por la Gerencia de Urbanismo y con un presupuesto total de 1.149.214,95 euros ha sido ejecutada por la Constructora Díaz Cubero, S.A. Se ha centrado en la realización de Obras de Conservación y Restauración de las fachadas del edificio y sus elementos decorativos, dado que presentaban un avanzado estado de deterioro. Para ello, ha contado con el apoyo de un amplio equipo de restauradores, escultores y ceramistas de varios talleres artesanales de Sevilla y su provincia.


Las obras ejecutadas han desarrollado tanto trabajos de conservación en los que se preserva la integridad del objeto original, mejorando sus condiciones mediante limpiezas, consolidaciones y reintegraciones, como trabajos de restauración en los que se han realizado reconstrucciones claramente diferenciables. Estas últimas quedan justificadas por la baja calidad de los materiales originales y por el elevado grado de deterioro alcanzado por algunos de ellos, en este caso elementos de fábrica, cerámica, piezas metálicas, morteros de revestimiento, etc., que han sido reemplazados.


Se han eliminado las causas de la alteración de los elementos cerámicos y se ha conseguido la óptima conservación de los elementos recuperables. Al margen de la conservación – restauración de los elementos cerámicos, se ha intervenido en la totalidad de los muros de fachada y especialmente en su base mediante la ejecución de un foso de aireación y una barrera contra la humedad por capilaridad mediante inyecciones a base de silanos.


Asimismo, se ha instalado un complejo sistema antiposamiento y contra el anidamiento de las aves. Está prevista la recepción de la obra en esta primera quincena de septiembre y, a continuación, quedará documentado pormenorizadamente todo el proceso de restauración en una Memoria Técnica de Calidad en la Ejecución.