CCOO denuncia la denigrante falta de respeto hacia una trabajadora en Konecta Bollullos

​El Sindicato denuncia el trato humillante hacia una trabajadora cuando dos mandos intermedios le entregaron una patata en una caja como “premio” por el trabajo realizado ese día
|

El Sindicato Provincial de Servicios de CCOO de Sevilla denuncia que el pasado 13 de Agosto, en el centro de trabajo de Bollullos de la Mitación, donde la empresa de Contact Center Konecta presta los servicios de atención al cliente de Vodafone, ocurrió un hecho que desde cualquier punto de vista constituye lo que el sindicato considera una humillación, falta de respeto y abuso de autoridad hacia una trabajadora por parte de sus jefes más inmediatos.


Konecta


Así, a comienzos de la semana pasada, dos coordinadores llamaron a esta trabajadora al finalizar su turno de trabajo y le entregaron como “premio” una patata, para expresar lo que había sido su turno de trabajo, según ellos, ya que no había logrado cumplir todos los objetivos cualitativos que la empresa establece. Pepa Cuaresma, Secretaria General de Servicios CCOO Sevilla, ha declarado que “en un sector tan feminizado y precarizado, lo último que espera una al salir de su turno es que la humillen de esta manera”. Por eso, la sindicalista confirma que “la falta de respeto a personas a cargo es una falta grave que no debe consentirse y para las que el convenio estipula distintas posibilidades de rectificación”.


Desde el sindicato se denuncia que este tipo de hechos son muy graves, y que la empresa, conocida por la alta conflictividad laboral que arrastra continuamente, no debería dejar que estas actitudes de abuso de autoridad quedaran inmunes, especialmente cuando al contrario, se da un continuo uso de la dura política sancionadora por parte de la dirección de la empresa ante hechos mucho menos graves de las teleoperadoras y los teleoperadores.


Konecta, una de la más grandes empresas de Contact Center, ha sido denunciada multitud de veces por CCOO por llevar a cabo estrategias de presión sobre su plantilla poco ortodoxas. Claudia Caus, responsable del sector de Contact Center en CCOO Servicios de Andalucía, ha indicado que “no es de recibo que, en un sector tan precarizado donde la presión ejercida sobre los trabajadores y trabajadoras es tan grande, se permita el lujo de humillar más a las personas que en él trabajan”.


Insiste que “además, los coordinadores y coordinadoras son mandos intermedios, que también están sometidas a bastante presión pero que, igual que el resto, tienen que cumplir unas normas básicas y respetar a todos los compañeros por igual”. CCOO exige que no se vuelvan a repetir este tipo de actos, y que la dirección de Konecta reflexione sobre hasta qué punto está dispuesta a llegar para conseguir unos objetivos, por otra parte cada vez más inalcanzables para la plantilla, en aras de un mayor beneficio económico.