El Ayuntamiento acomete obras de reurbanización integral y renovación de redes de la calle Puerto de Zegri, en Rochelambert

​El proyecto de Emasesa, coordinado con Urbanismo y Distrito, tiene un plazo de ejecución máximo de cinco meses y una inversión de 405.000 euros
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa metropolitana de aguas Emasesa y en coordinación con Gerencia de Urbanismo y Distrito Cerro-Amate, ha iniciado ya las obras de renovación de las redes y reurbanización de las calles Puerto de Zegri, Jumilla y aledañas, cuyo presupuesto se eleva a 404.799,75 euros y tienen un plazo máximo de ejecución de cinco meses. “Se trata de un proyecto que, además de sustituir las redes, comportan una reurbanización integral, con más aceras y la garantía de accesibilidad universal, así como más arbolado. La mejora viaria será sustancial para el disfrute de los vecinos y vecinas y para la vida comercial de este entorno”, según ha comentado el delegado del distrito, Juan Manuel Flores, quien ha supervisado esta actuación en el barrio de Rochelambert.


Puerto de Zegri 1


En primer lugar, este proyecto tiene como objetivo sustituir las redes existentes de abastecimiento y saneamiento ante la antigüedad de las mismas, con la finalidad de mejorar el servicio prestado, la presión y el caudal, así como aumentar la capacidad de captación de aguas pluviales y su evacuación y la eliminación de las fugas. Así, se está procediendo a la renovación de redes de la calle Puerto de Zegri y aledañas y la red de abastecimiento del acerado de Puerto de Jumilla. Se sustituirán las válvulas, pozos e imbornales y se procederá a la reposición de la totalidad de las acometidas domiciliarias de abastecimiento y saneamiento.


La ejecución de las obras objeto del proyecto no implicará interrupción del servicio de agua pues se ha instalado provisionalmente una canalización de polietileno que mantenga el suministro a cada una de las acometidas. Sí se verá afectado el tráfico peatonal, de ahí que se hayan instalado distintas pasarelas, vallas, señalizaciones y pasos alternativos, que eviten en lo posible las molestias derivadas de los trabajos.  Puntualmente, serán necesarios cortes parciales en alguna de las vías próximas a la zona de actuación.De acuerdo con el Área de Movilidad, este proyecto se acomete por fases para así incidir lo menos posible en el tránsito de personas y vehículos, si bien gran parte de la actuación se realiza en áreas ya peatonales.


Posteriormente, se acometerá la pavimentación que, con carácter general, será con losas de hormigón. Las actuales zonas a distinta cota, que dificultan el tránsito a las personas con movilidad reducida, se solucionarán con piezas prefabricadas o muros de hormigón, en función de la diferencia de altura. Las rampas se ajustarán, pues, a la normativa de accesibilidad universal, al tiempo que estarán delimitadas a ambos lados por barandilla con doble pasamanos.


Junto con el mantenimiento del arbolado existente, se dispondrán también bandas centrales para formalizar una nueva línea de árboles, para lo cual se construirán los alcorques necesarios. Tales bandas se ejecutarán con pavimento de hormigón con características drenantes, y las especies más adecuadas para plantar las decidirá el Servicio de Parques y Jardines. “Sin duda, un cambio muy importante para mejorar la calidad de vida del barrio y reforzar el carácter comercial de la calle. Un proyecto del que han informado a vecinos y comerciantes y se han incorporado sugerencias y que atiende a sus demandas desde hace muchos años”, según ha concluido FJuan Manuel lores.