Reunión hoy entre los comerciantes de Carmona y el subdelegado del Gobierno tras el crimen del joyero

Así, durante este encuentro se analizarán las medidas de seguridad adoptadas por el municipio, como consecuencia a la muerte del joyero de dicha localidad Francisco Cintado
|

Los representantes del grupo de comerciantes y empresarios 'Carmo&Empresas' de la localidad sevillana de Carmona se reúnen hoy con el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano (PSOE), y con el alcalde del municipio, Juan Ávila (PP), al objeto de abordar los últimos sucesos ocurridos en el municipio y las medidas de seguridad adoptadas, toda vez que la localidad se veía recientemente sacudida por el crimen saldado con la muerte del joyero Francisco Cintado.


Carmona


Así, durante este encuentro se analizarán las medidas de seguridad adoptadas por el municipio, como consecuencia a la muerte del joyero de dicha localidad Francisco Cintado, cuyo cadáver habría sido descubierto atado y amordazado en el interior de su negocio, lo que se suma a otros robos cometidos en el municipio.


En este sentido, el alcalde de Carmona reclamaba el pasado 9 de agosto una "modificación de la normativa legal que permita a los ayuntamientos un mayor incremento de sus plantillas de Policía Local", a lo que se le suma dos concentraciones celebradas en el municipio en repulsa a dicho crimen y el paro y la manifestación convocadas por la Asociación de Comerciantes para el próximo 21 de agosto, en demanda de "mayor seguridad" en la localidad sevillana tras los últimos sucesos.


LA SEGURIDAD DE CARMONA


Como respuesta a todo esto, la portavoz de los comerciantes, Rosario Ortiz, constataba a Europa Press el pasado viernes que la localidad cuenta ahora con una "mayor presencia" de la Guardia Civil, aunque "continua la sensación de miedo en el pueblo". Al respecto, Ortiz valoraba que en los últimos días habían aumentado el número de "controles" de la Guardia Civil, así como "la presencia en las calles de agentes" de la Benemérita.


De esta forma, los vecinos de la localidad, a su juicio, se sienten "algo más seguros" ante el refuerzo de las medidas de seguridad, aunque según sus palabras, la población de Carmona sigue "muy asustada" tras los últimos acontecimientos. Asimismo, la portavoz informaba de que, pese a la mayor presencia policial en las calles de Carmona, el pasado miércoles volvieron a ser perpetrados "dos robos", esta vez en una panadería y en una sucursal bancaria ubicadas en "sitios de paso" de la localidad.