La Policía Local denuncia a un conductor que ofrecía traslados clandestinos en una web

​A la llegada al lugar de los hechos, los agentes inspeccionaron el vehículo y documentación, comprobando los hechos relatados y procediendo a denunciar, por la normativa de transportes
|

Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscritos a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, han denunciado a un conductor que comercializaba desplazamientos irregulares en la provincia previo pago cuando se disponía a recoger unos supuestos clientes en la puerta de un hotel en Sevilla. Los hechos fueron denunciados por un taxista de Sevilla que había localizado en una web de anuncios a un conductor que ofrecía servicios de traslado con tarifas a partir de diez euros, ha señalado el Consistorio en una nota. Fue este taxista, simulando ser un cliente interesado en concertar estos servicios, quien contactó con el denunciado para trasladar a tres 'virtuales' clientes hasta la localidad de Tomares.


Policia local


El lugar concertado era en la puerta de un hotel en la zona de Plaza de Armas y la tarifa acordada, de 50 euros. Poco antes de la hora acordada, el taxista denunciante contactó con el 092, teléfono de emergencias de la Policía Local en Sevilla, para solicitar la presencia de una patrulla en el lugar. Desde el Centro de Control activaron a efectivos del Grupo Giralda de la Policía Local quienes, tras contactar con el denunciante, aguardaron la llegada del vehículo clandestino, un Vokswagen Touareg azul que había descrito el denunciante.


A la llegada al lugar de los hechos, los agentes inspeccionaron el vehículo y documentación, comprobando los hechos relatados y procediendo a denunciar, por la normativa de transportes, la realización de este servicio público careciendo de las autorizaciones preceptivas. El taxista clandestino denunciado reconoció anunciarse en esa página de anuncios. El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, reitera la "implicación" de la Policía Local en el control de estos servicios y en "la garantización de los derechos de los usuarios, con el objetivo de que preservar el interés general de los ciudadanos frente a prácticas intrusistas".