Ordenan secreto de sumario sobre el crimen del joyero de la localidad de Carmona

​Los aledaños del Ayuntamiento han sido este martes por la mañana el escenario de una concentración silenciosa convocada por el propio Consistorio
|

El juzgado de Carmona (Sevilla) encargado de la investigación de la muerte del joyero de dicha localidad Francisco Cintado, cuyo cadáver habría sido descubierto atado y amordazado en el interior de su propio negocio, ha decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones, según han informado fuentes de la Guardia Civil.


Joyeria


Las mismas fuentes han constatado que hasta el momento, no ha sido detenida ninguna persona a cuenta de este crimen, toda vez que después de que las pesquisas arrancasen de la mano del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona, finalmente se ha hecho cargo del asunto la Unidad Orgánica de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla.


El cadáver del joyero, de unos 60 años de edad y muy conocido en Carmona, habría sido descubierto por su propia esposa en el interior de su propio negocio, situado en la calle Pablo Neruda, toda vez que el cuerpo estaría atado y amordazado. Merced a la presumible muerte violenta de este hombre, la Guardia Civil estaría tras la pista de un vehículo de color azul ocupado por tres hombres de nacionalidad rumana que, según algunos testigos, estarían implicados en el atraco a la joyería.


CONCENTRACIÓN SILENCIOSA EN MEMORIA DEL JOYERO


Los aledaños del Ayuntamiento de Carmona (Sevilla) han sido este martes por la mañana el escenario de una concentración silenciosa convocada por el propio Consistorio, en repulsa al crimen saldado con la muerte del joyero de dicha localidad Francisco Cintado, cuyo cadáver habría sido descubierto atado y amordazado en el interior de su negocio. En paralelo, el Ayuntamiento ha acordado declarar tres días de luto oficial y la suspensión de los actos municipales, toda vez que para las 21,00 horas de este mismo martes hay prevista una nueva concentración promovida por la ciudadanía.


El propio alcalde de Carmona, Juan Ávila, mostraba a través de su perfil en la red social Twitter su "sentimiento de pena, rabia y dolor por la muerte de un buen hombre" en este "vil crimen, expresando su deseo de que "detengan a estos criminales y que paguen por lo que han hecho". En una breve alocución en el marco de dicha concentración, según han señalado a Europa Press fuentes municipales, el alcalde habría trasladado el mismo mensaje, que incluía un llamamiento al pueblo de Carmona para estar "unido" ante este crimen. Entretanto, el juzgado de Carmona encargado del caso ha ordenado el secreto de sumario sobre la investigación del crimen, según han informado fuentes de la Guardia Civil.


Las mismas fuentes han constatado que hasta el momento, no ha sido detenida ninguna persona, toda vez que después de que las pesquisas arrancasen de la mano del Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Carmona, finalmente se ha hecho cargo del asunto la Unidad Orgánica de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla. El cadáver del joyero, de unos 60 años de edad y muy conocido en Carmona, habría sido descubierto por su propia esposa en el interior de su propio negocio, situado en la calle Pablo Neruda, toda vez que el cuerpo estaría atado y amordazado. Merced a la presumible muerte violenta de este hombre, la Guardia Civil estaría tras la pista de un vehículo de color azul ocupado por tres hombres de nacionalidad rumana que, según algunos testigos, estarían implicados en el atraco a la joyería.