El Ayuntamiento muestra sus condolencias por la muerte del visitante al Real Alcázar por la caída de una rama

No obstante, a raíz de este accidente se realizó una inspección de urgencia para comprobar el estado de los ejemplares y se han realizado diferentes actuaciones
|

El alcaide del Real Alcázar, Bernardo Bueno, ha manifestado aye rsus más “sinceras condolecias” por el fallecimiento de una de las personas que resultó herida por la caída de una rama durante su visita del pasado mes de mayo. “Queremos unirnos al dolor de la familia. Lamentamos profundamente que un hecho fortuito se haya convertido en una fatalidad, y por supuesto, seguimos poniéndonos a su disposición para todo cuanto necesiten. Compartimos su pésame, como lo hace toda la ciudad”, ha enfatizado Bueno.


Ayuntamiento sevilla


Desde que se produjo el accidente, El Real Alcázar y el Gobierno Municipal han realizado un seguimiento permanente de la situación de esta persona herida que se encontraba ingresada, y han mantenido un contacto constante con la familia. Los recursos municipales siguen a su disposición. Los hechos sucedieron el pasado mes de mayo cuando un grupo de visitantes accedía a las instalaciones del Real Alcázar por la Puerta del León durante la tarde, momento que coincidió con la caída de una rama de gran porte de un árbol de la especie Chorisia speciosa, popularmente conocida como palo borracho, que se encuentra enclavada en este espacio.


Este ejemplar fue revisado fue revisado por personal del Real Alcázar unas semanas antes y se realizaron determinadas intervenciones de corte de algunas ramas con las que se mejoraban su seguridad y la del resto del recinto. En ese momento no se detectaron más daños en el arbolado que pudieran suponer un riesgo. Después del accidente, se desplegó un servicio de emergencias en el que participó el Policía Local, Bomberos de Sevilla y el Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla junto a los equipos propios del Alcázar como seguridad privada y jardinería, que garantizaron que todo el recinto cumplía las condiciones mínimas de seguridad.


Desde el accidente además se han reforzado todas las medidas de seguridad en torno al arbolado del Alcázar y se han llevado a cabo distintas actuaciones en ejemplares de mayor porte. En toda la ciudad se lleva trabajando en esta misma línea desde el inicio del mandato con el objetivo de reducir los riesgos. En el arbolado del Alcázar se realizan revisiones periódicas por parte de un dispositivo y personal propios empleados en las correspondientes labores de conservación y mantenimiento específicas. No obstante, a raíz de este accidente se realizó una inspección de urgencia para comprobar el estado de los ejemplares y se han realizado diferentes actuaciones.