Urbanismo reclama a cinco negocios del centro el coste de la "retirada subsidiaria" de veladores sin licencia

No obstante, la asociación de empresarios hosteleros de Sevilla viene defendiendo que los negocios infractores constituyen un porcentaje mínimo respecto al número local de establecimientos
|

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha iniciado recientemente diferentes procedimientos administrativos, para repercutir a varios negocios del casco histórico los costes derivados de la "retirada subsidiaria" de veladores, parasoles o elementos publicitarios instalados por dichos establecimientos en la vía pública sin licencia o más allá de la autorización concedida.


Veladores


Según la documentación, la Gerencia de Urbanismo ha emprendido procedimientos administrativos contra al menos cinco negocios de la plaza de la Contratación, la calle Lope de Rueda, la calle Regina, la calle Alemanes y la calle Argote de Molina, tres de ellos dedicados a la hostelería y dos tiendas de recuerdos turísticos, para reclamarles el abono de los costes afrontados por el Consistorio por la "retirada subsidiaria" de elementos instalados en la vía pública por estos establecimientos, sin licencia municipal o "sin ajustarse a la misma".


Se trata, en concreto, de veladores, parasoles o carteles publicitarios, toda vez que por la retirada de tales elementos al no contar los mismos con autorización para su instalación en la vía pública, la Gerencia de Urbanismo reclama a los responsables de estos negocios cuantías que oscilan entre los 221 y los 223 euros. Ya en 2015, por cierto, la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz, dirigida por Jesús Maeztu, emitía una resolución señalando la "pasividad y las disfuncionalidades" del Ayuntamiento a la hora de tramitar los procedimientos sancionadores por veladores instalados sin autorización.


En esta resolución, Maeztu exponía además que las cifras probarían que "un amplio sector de la hostelería instala ilegalmente sus terrazas", pues "más de un tercio de las más de 600 inspecciones realizadas desde enero a mediados de octubre de 2014 dieron lugar a expedientes sancionadores". No obstante, la asociación de empresarios hosteleros de Sevilla viene defendiendo que los negocios infractores constituyen un porcentaje mínimo respecto al número local de establecimientos. Según la patronal de la hostelería, la gran mayoría de los incumplimientos serían protagonizados siempre por los mismos empresarios.