La sevillista Olga Carmona vuelve a Sevilla con la medalla de oro en el Europeo sub19 de fútbol

En la mañana de ayer, fue homenajeada por sus compañeras del primer equipo y después conoció su incursión en el once ideal del torneo según la UEFA
|

La atacante del Sevilla FC llegó a última hora de este pasado martes a Santa Justa y nada más pisar suelo hispalense recibió el cariño de familiares, amigos, además del coordinador de fútbol femenino, David Losada, y varias canteranas. En la mañana de ayer, fue homenajeada por sus compañeras del primer equipo y después conoció su incursión en el once ideal del torneo según la UEFA.


Olga Carmona Sevilla FC medalla oro europeo sub 19


El oro que de manera tan brillante se ciñó al cuello Olga Carmona el pasado lunes descansa desde ayer en la capital de Andalucía. Todas las emociones acumuladas desde el inicio de la concentración a principios de junio y que culminaron con el éxito continental en categoría sub-19 se desataron en el regreso de la canterana nervionense a nuestra ciudad. Mientras que en la mañana de hoy se reencontró con sus compañeras de plantel, todo se ha completado esta misma tarde, cuando ha conocido que las observadoras técnicas de la UEFA la han incluido en el once ideal de la competición junto a otras tres españolas.


El relato comienza anoche en Santa Justa. Allí la esperaban familiares, amigos y una representación de la entidad, encabezada por el coordinador David Losada. Futbolistas que han compartido vestuario con la delantera de Sevilla Este, como Almudena Rivero y Bea Cano, no quisieron perderse el momento y acudieron a la estación después de volver de Portugal, donde las de Paco García y Sergio Jiménez disputaron un amistoso ante el Sporting CP.


Una vez que sintió de nuevo el aliento de su Sevilla natal ya no había más que dejar que fluyera la alegría en forma de abrazos y lágrimas. Han sido días intensos, de celebración y en los que no le ha faltado su recuerdo para toda la gente que ha estado con ella en la década que ha transcurrido desde su ingreso en los escalafones inferiores de la entidad. Su creciente protagonismo en el combinado nacional le ha servido para dar un paso adelante en la madurez que ya demostró sobradamente en su primer año en la Liga Iberdrola, donde anotó cinco tantos en el curso 2017/2018.



El círculo se ha cerrado hoy, cuando ha pisado de nuevo el césped de la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros Palacios para compartir este triunfo con sus compañeras de club. Aún perduraba una sonrisa que ha sido perenne desde que comenzó el trayecto con el conjunto español y que ya nunca podrá olvidar. "Enhorabuena" ha sido una de las palabras que más han sonado esta mañana en las instalaciones de la Carretera de Utrera. Ya se sabe que una alegría siempre adquiere más valor cuanto más se comparte y no se pudo librar hasta de las bromas y el "pasillito" de sus compañeras. Ya pasada la sobremesa, el máximo organismo del fútbol continental dio a conocer los dos mejores onces del Campeonato de Europa sub-19 y ella conocía su incursión en el primero de los mismos.


En esa línea se expresó en los medios oficiales. "He vivido un sueño, no sólo por haber conquistado Europa, sino también por haber entrado en la lista definitiva del Europeo y contenta por la confianza que ha demostrado tener en mí todo el cuerpo técnico. Me llevo mucho aprendizaje y en este campeonato me he dado cuenta de que la unión en el equipo es muy importante. No empezamos con buen pie, pero finalmente conseguimos sacarlo adelante todas juntas por la cohesión que tuvimos tanto dentro como fuera del campo", expresó la sevillista.


Las vivencias que ha compartido y su poso quedarán para siempre aparejados a un verano intenso dividido entre Madrid, donde la selección sub-19 en pleno fue recibida por el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, en la sede de la RFEF en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas; y Suiza, donde su deseo se hizo palpable. Allí tocó la gloria, pero su realidad más cercana pasa por descansar unos días antes de incorporarse a la rutina de entrenamientos de la pretemporada. Un oro que va mucho más allá de una simple medalla.