Detenida una conductora que cuadriplicaba la tasa de alcohol y con una requisitoria judicial en vigor en la capital

A ​la llegada de los agentes, conductor y ocupante -su hijo menor de edad, que presentaba lesiones-, estaban a punto de ser trasladados por otro turismo a un hospital
|

La Policía Local de Sevilla ha detenido y puesto a disposición judicial a una mujer de unos 35 años de edad que presuntamente conducía ebria, cuadruplicando la tasa máxima permitida, y que, además, tenía una requisitoria en vigor por un juzgado almeriense que ordenaba su detención. Sobre las 5,00 horas de la madrugada del pasado viernes, una patrulla de la Policía Local detectó en la Avenida de la Paz un vehículo que circulaba de forma anómala, según ha informado el canal municipal de Emergencias Sevilla desde sus cuentas en redes sociales.


Policia local


Al darle el alto a dicho vehículo, los agentes pudieron comprobar que su conductora, una mujer de unos 35 años de edad, presentaba un "fuerte estado de embriaguez", hasta el punto de que superaba el cuádruple de la tasa máxima de alcoholemia permitida. Además, los agentes pudieron verificar que existía una requisitoria en vigor contra esta conductora en la que un juzgado almeriense ordenaba su detención y personación, de ahí que la Policía Local sevillana procediera a su detención y traslado a dependencias policiales para ser puesta a disposición judicial.


Ya en dependencias policiales, la detenida solicitó acogerse al procedimiento 'Hábeas Corpus' al considerar ilegal su detención. Como está previsto en estos casos, tras las diligencias iniciales, el procedimiento quedó suspendido y se puso de inmediato a disposición del juzgado de guardia. Tras prestar declaración tanto a ella como los agentes, el juez de guardia denegó la procedencia del procedimiento devolviendo a la detenida a dependencias policiales para la finalización de las diligencias.


OTROS CASOS


En Sevilla se dieron otros dos casos similares en la madrugada del viernes de presuntos delitos contra la seguridad vial supuestamente cometidos por conductores al carecer de permiso. El primero de ellos, en la carretera de Su Eminencia, en la que un hombre de 35 años conducía un turismo sin permiso de conducir. Fue detectado al realizar un cambio de sentido prohibido en la citada vía. El conductor carecía de permiso de conducir al haber perdido todos los puntos hace un año, desde julio de 2017.


Otro caso se registró en las inmediaciones de las instalaciones deportivas de La Negrilla, donde un turismo se había estrellado contra un muro. A la llegada de los agentes, conductor y ocupante -su hijo menor de edad, que presentaba lesiones-, estaban a punto de ser trasladados por otro turismo a un hospital. Los agentes escoltaron al turismo hasta el centro médico. Una vez allí, identificaron al conductor, que dio negativo en las pruebas de alcoholemia, y pudieron comprobar que carecía de permiso de conducir. Ambos casos fueron puestos en conocimiento de la autoridad judicial.