Heridos dos bomberos con quemaduras leves en las manos tras un incendio de vivienda en Torreblanca

fectivos de Bomberos han apuntalado la vivienda para asegurar la estabilidad de la misma, hasta su verificación por técnicos municipales de Urbanismo este próximo lunes
|

Dos bomberos han resultado heridos con quemaduras leves en las manos, y un vecino afectado por inhalación leve de humos, como consecuencia de un incendio registrado al final de la tarde de ayer en una vivienda del barrio de Torreblanca, en Sevilla. Según informa el servicio municipal de Emergencias Sevilla desde sus cuentas en redes sociales, poco antes de las 20,30 horas de ayer los servicios de emergencias eran alertados de un incendio que se había declarado en una vivienda situada en la primera planta de un bloque de la calle Sauce de la capital, en el barrio de Torreblanca.


Torreblanca


Tras ello, efectivos de Bomberos, Policía Local, Policía Nacional y de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) 061 se personaron en el lugar. Cinco dotaciones de Bomberos extinguieron el incendio, que ha afectado al forjado y, por lo tanto, a la estabilidad de la vivienda superior, según informan desde Emergencias Sevilla. Como consecuencia de la extinción del siniestro, dos bomberos han resultado heridos con quemaduras leves en las manos, y un vecino del piso superior quedó afectado por inhalación leve de humos, siendo atendidos en el lugar por efectivos de EPES y sanitarios de Bomberos.


Ante los daños estructurales, Policía Local y Bomberos solicitaron la presencia de la Unidad de Emergencias Sociales del Ayuntamiento (Umies) para ofrecer asistencia social a los inquilinos de la vivienda siniestrada, así como a los de la vivienda superior. Efectivos de Bomberos han apuntalado la vivienda para asegurar la estabilidad de la misma, hasta su verificación por técnicos municipales de Urbanismo este próximo lunes. Por su parte, la Policía Local ha procedido a precintar la vivienda siniestrada. Desde Emergencias Sevilla destacan que la rapidez en la intervención de los servicios de emergencias evitó que el fuego se propagase a otras viviendas.