Patrimonio aprueba la restauración del órgano de la iglesia de Santa María de la Oliva de Lebrija

​ También la institución autonómica, en su sede en Sevilla, aprueba la restauración del Retablo del Santuario de Consolación de Utrera
|

Cultura ha aprobado la restauración del órgano de la iglesia de Santa María de la Oliva de Lebrija. Este instrumento es una de las tres grandes obras conservadas del maestro de órganos riojano Diego de Orío y Tejada (1.665-1.731), reconocido en vida como un gran "maestro de hazer órganos", siendo sus órganos de Ezcaray (1697), Covarrubias (1700) y este de Lebrija (1728-1731), suficientes para otorgarle fama en este arte, por lo que esta restauración supondría poner en valor y uso un instrumento de una calidad insuperable ya en el siglo XVIII, aumentado y "evolucionado" por otros grandes maestros continuadores de la escuela barroca de organería.


350px Lebrija. Iglesia de la Oliva. Exterior1


La restauración contempla, entre otros criterios de intervención, revertir a su estado original todos los elementos mal cortados o soldados por anteriores intervenciones no cualificadas y que no coincidan con la factura original, y se respetará escrupulosamente la armonización, es decir, el carácter sonoro original del instrumento para que el sonido sea dulce, claro y cálido, pero exacto.


También ha informado favorablemente sobre el programa de actuaciones para la conservación del retablo mayor del Santuario de Nuestra Señora de Consolación de Utrera. Se trata de un retablo de grandes dimensiones con graves problemas de conservación, como quedó de manifiesto los informes redactados por técnicos del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) de la Consejería de Cultura en 2015 y 2016, tras unas visitas de reconocimiento exhaustivo del retablo y el presbiterio.


Esta actuación está fundamentada en los principios establecidos en la Carta internacional Documento retablos 2002, documento internacional guía que es el fruto de la colaboración entre The Getty Conservation Institute y el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, donde se recoge, entre otros, la necesidad de hacer partícipe a la sociedad en la protección del Patrimonio Cultural, mediante una adecuada difusión, empleando el marco de la actuación en el retablo como instrumento de formación y educación a todos los niveles de la sociedad.


En líneas generales el retablo presenta alteraciones en el soporte y los estratos polícromos, además de modificaciones formales bastante evidentes. De esta manera el Proyecto de conservación aprobado tiene como ámbito de actuación la arquitectura de madera y elementos de soporte del conjunto del retablo, incluyendo el camarín de la Virgen, como el artesonado del presbítero y cubierta y el muro testero del presbiterio.