CCOO denuncia la desatención que sufre el personal de extinción de incendios por parte de la Consejería

​El Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía avisa de que las múltiples carencias que sufren se multiplican en verano cuando se activa el dispositivo INFOCA a su máximo nivel operativo
|

CCOO junto a otros sindicatos, agentes de medio ambiente y celadores y celadoras forestales se han concentrado a la puerta de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía para exigir que se atiendan las demandas de estos colectivos, máxime en un momento de gran necesidad cuando hay un alto riesgo de incendios forestales.


Foto CCOO. Concentraciu00f3n agentes forestales


CCOO y los trabajadores y trabajadoras denuncian la insostenible situación en la que se encuentra el servicio que prestan, sobre todo en esta época en la que la amenaza de incendios forestales hace más urgente, si cabe, la solución a los problemas por la falta de políticas preventivas. El Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Sevilla exige a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía que se siente a negociar aspectos como la armonización de las categorías con el trabajo que se realiza, las vacantes no ocupadas, la actualización de los horarios, la disponibilidad nocturna, sobre todo durante el Plan INFOCA; las remuneraciones, etc.


Además, el Sindicato considera absolutamente urgente la modernización del parque móvil así como la dotación a las y los celadores forestales del vestuario y de los medios adecuados para la extinción de incendios. El Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Sevilla también exige la escrupulosa aplicación de la normativa sobre prevención de riesgos laborales. Y es que según el Sindicato estos problemas sin respuesta forman parte de las políticas preventivas contra incendios que son responsabilidad de la consejería y que debería atender en vez de actuar de manera atropellada cuando surgen problemas.


En Sevilla, este colectivo está compuesto por 90 trabajadores y trabajadoras. Durante los últimos diez años la plantilla se ha reducido en un 20 por ciento. Más de la mitad de los vehículos que utilizan tienen más de 15 años y un amplísimo historial de reparaciones. La edad media de la plantilla supera los 50 años y tienen jornadas laborales que se alargan hasta las 24 horas.