El Ayuntamiento avanza en ampliar el Metrocentro hasta Santa Justa con la aprobación provisional en Junta de Gobierno

​El proyecto, que prevé alcanzar los 3,5 millones de viajeros al año y lograr una reducción de 2.392 toneladas ce CO2 al año, debe ahora recibir la declaración ambiental estratégica y los últimos informes antes de su aprobación definitiva
|

La Junta de Gobierno Local aprobó pasado viernes de forma provisional el Plan Especial para la ampliación del Metroligero en superficie desde San Bernardo hasta Santas Justa una vez culminado el proceso de participación y la evaluación con estimación parcial de 13 de las 14 alegaciones, así como los informes sectoriales preceptivos. Con las nuevas incorporaciones y mejoras en el documento, el Plan Especial será ahora remitido para obtener la Declaración ambiental estratégica y las últimas autorizaciones necesarias para la aprobación definitiva y, posteriormente, la redacción del proyecto constructivo y la licitación de las obras.


Foto Cabrera Metrocentro


El objetivo de esta ampliación es duplicar las cifras actuales del tranvía en 3,5 millones de viajeros (alcanzando así los 7,5 millones al año en total) con un recorrido que dispone de cuatro paradas, una velocidad comercial de 21 kilómetros hora y un tiempo estimado del recorrido entre San Bernardo y la estación de 5,3 minutos. Este recorrido, una vez evaluadas todas las alternativas, se realiza a través de San Francisco Javier, Luis de Morales y Eduardo Dato.


Con el objetivo de incrementar la velocidad comercial y mejorar el servicio que se presta a la ciudadanía, se ha optado por un recorrido que incorpore un paso subterráneo en el cruce de Ramón y Cajal que, una vez en superficie, se desarrolle en una plataforma reservada en la mediana de la calzada. La velocidad comercial será de todo el recorrido será de 21,5 kilómetros hora, lo que permitiría un tiempo de 3 minutos 40 segundos entre San Bernardo y Nervión y 5 minutos 36 segundos en todo el trazado hasta Santa Justa


La previsión de este Plan Especial es que se reduzcan en 1,4 millones los kilómetros de circulación en vehículo privado y una reducción total de las toneladas de 2.392 al año. El proyecto constructivo además incorporará medidas para la protección del arbolado existente que será trasplantado con nuevas técnicas y la plantación de nuevo arbolado con una adecuada selección de las especies que permita dotar de sombra a la ciudadanía y generar una adecuada protección de la biodiversidad.


El presupuesto está condicionado por la culminación de los trabajos del proyecto constructivo aunque la estimación es que alcance los 35 millones de euros hasta Nervión (IVA incluido) y los 13 millones hasta Santa Justa (IVA incluido). Ese mismo proyecto debe configurar también un diseño urbano sostenible de todo el recorrido del Metrocentro con medidas en materia de zonas verdes y arbolado.


El Plan Especial aprobado provisionalmente ha recibido ya los informes sectoriales de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio en relación con la ordenación urbanística y con aguas de Andalucía y de la Gerencia de Urbanismo. En todos los casos, se ha contestado a las consideraciones realizadas con una mayor definición y justificación del trazado por sus ventajas para la intermodalidad, el uso del transporte público y la conexión con puntos de gran afluencia de viajeros. Asimismo, se ha incidido en que el diseño escogido es el más adecuado en términos de eficiencia del proyecto y de impacto sobre la movilidad urbana. Se ha contestado también las consideraciones en relación a Aguas de Andalucía y los requerimientos relacionados con las actuaciones necesarias en las redes de abastecimiento y saneamiento.


En cuanto a las alegaciones, de las 14 recibidas se han estimado parcialmente 13 que tenían en su mayor parte un contenido similar. Tras evaluar estas propuestas de entidades, grupos políticos o personas a título individual se han introducido mejoras en el documento en cuanto a la segregación de los costes, la incorporación de datos de más estaciones que miden las emisiones de C02 o la actualización de los datos en relación con el arbolado que procedían de un informe de 2008.


La contestación de estas alegaciones, así como a los informes sectoriales se ha subrayado que el proyecto constructivo que se aprobará una vez culminada la tramitación del Plan Especial incorporará una actuación en el acerado y en los espacios públicos de acuerdo con las normas urbanísticas del PGOU así como una intervención sobre el arbolado afectado siguiendo los criterios fijados actualmente en la normativa y usando nuevas técnicas que permitan el cumplimiento de los objetivos en cuanto al trasplante de los ejemplares ubicados en la mediana y la plantación en los acerados laterales de una masa arbórea que genere los adecuados efectos sobre la salud, el Medio Ambiente, la sombra y la biodiversidad.


“Este es un proyecto estratégico de ciudad que estamos haciendo con todas las garantías jurídicas, con transparencia y con el máximo rigor técnico. Vamos avanzando para que esta infraestructura que contribuirá a la transformación de la movilidad y la defensa de un modelo de ciudad sostenible sea una realidad lo antes posible”, explicó el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.