El gobierno trabaja en una solución que permita la continuidad de la Venta Pilín en la ciudad

​El restaurante esta afectado por un expediente de expropiación desde 2003, el cumplimiento de la normativa y el pago de las cantidades reclamadas por la Autoridad Portuaria y por el Ministerio de Defensa
|

El gobierno de la ciudad trabaja en una solución que permita, dentro del marco legal y del cumplimiento de las sentencias existentes, la continuidad de la Venta Pilín, al menos hasta que se produzca el desarrollo efectivo del Plan Especial que motivó el proceso de expropiación iniciado en 2003. Esta solución pasa, en cualquier caso, por la culminación del proceso abierto, el abono de las cuantías reclamadas formalmente por la Autoridad Portuaria y por el Ministerio de Defensa, y por la congelación de los pagos que restan a los titulares de la venta (a los que ya se abonaron 90.000 euros en 2005).


Venta pilin


La situación actual de la Venta Pilín proviene del Plan Especial de Reforma Interior de los suelos aprobado en 2001 y que dio lugar a un expediente de expropiación de los suelos que quedaban calificados como equipamientos deportivo y educativo dentro de los que se encuentra la Venta Pilín pero que son titularidad en su mayor parte de la Autoridad Portuaria y del Ministerio de Defensa. Con base en este expediente en 2005 se autorizó la ocupación de los suelos y en 2006 se realizó un primer pago a los titulares de la venta por un importe de 90.000 euros.


Posteriormente, en 2010, el Ayuntamiento de Sevilla abonó por estos suelos un total de 1,6 millones de euros, de los cuales 903.623 fueron pagados al Ministerio de Defensa y 759.000 euros a la Autoridad Portuaria. Quedó así pendiente únicamente la parcela concreta en la que se ubica la venta Pilín valorada en 880.000 euros. De este dinero pendiente por la expropiación de la parcela, 226.086 euros le corresponden al Ministerio de Defensa, 212.300 euros a la Autoridad Portuaria y 438.387 euros a los titulares de la Venta Pilín. Estas cuantías están consignadas sin que se puedan ejecutar hasta que se no se formalice la ocupación efectiva de los suelos en los que se ubica la venta. Por este motivo, tras las reclamaciones por parte de estas dos instituciones de las cuantías que les corresponden se ha activado el proceso de recuperación de los suelos. Se ha concedido una prórroga en el mismo hasta septiembre.


No obstante, el gobierno de la ciudad trabaja en que, tras la culminación obligatoria de este proceso, se encuentre una salida que permita la continuidad de la Venta Pilín al menos hasta que el Ayuntamiento se disponga a ejecutar los equipamientos previstos en el Plan Especial que motivaron el expediente de expropiación. Esto conllevará en cualquier caso la congelación de los pagos pendientes de abono a los titulares de la Venta Pilín y la aplicación de una medida transitoria que cuente con todos los avales legales.