El Club Waterpolo Dos Hermanas cierra un duodécimo puesto en el Campeonato de España juvenil con polémica

​Una discutida decisión técnica por parte de la RFEN descalificaba a los nazarenos por no cumplir la normativa al presentar a sólo seis jugadores juveniles
|

El equipo juvenil masculino del C.W. Dos Hermanas cerraba este pasado fin de semana la temporada con sabor agridulce. Y es que su tras lograr el doblete a nivel regional, ganando tanto el Campeonato como la Copa de Andalucía, su histórica presencia en el Campeonato de España de Primera acababa en un ficticia duodécima plaza, oficial pero irreal.


Juveniles en el Cto. de Espau00f1a


El equipo entrenado por ‘Jota’ Murube y Fran Sánchez comenzaba de la mejor forma posible la cita nacional celebrada en Barcelona al imponerse en el primer partido. Este resultado le permitía avanzar hasta los cuarto de final, situándose de esta forma entre los ocho mejores conjuntos del país. Pero tal logro se desvanecía por una discutida decisión técnica por parte de la RFEN, que descalificaba a los nazarenos por no cumplir la normativa al presentar a sólo seis jugadores juveniles, uno menos de lo permitido.


La lógica reclamación, para no quedar relegado a la fase de consolación y ver cómo se le daban por perdidos todos los partidos por 5-0 por alineación indebida, no surtía el efecto. Y todo ello a pesar de que en la relación de inscritos sí aparecían los siete juveniles necesarios, siendo baja finalmente en la expedición uno de los mismos por lesión.


La ilusión de luchar entre la élite nacional de la categoría se desvanecía ante la impotencia tanto del cuerpo técnico como de la plantilla nazarenas, que a pesar de todo han completado una temporada sobresaliente. ‘Jota’ Murube: “La Normativa, ambigua, es un poco injusta. Después de la gran temporada que han realizado, los chicos se han llevado un mal sabor de boca. El trabajo de todo un año se ha empañado con una decisión así. Nosotros cumplimos la Normativa, pero la RFEN decía que no. Nos dejaron un poco tocados después de meternos entre los ocho mejores de España. Después decidimos seguir jugando, aunque el equipo no pudo levantar cabeza sabiendo que nos iban a dar por perdidos todos los partidos. Con todo el trabajo que nos cuesta sacar adelante el waterpolo fuera de Cataluña, nos hacen esto. Este campeonato ha sido un borrón a una temporada inmejorable”.