Alcalá de Guadaíra amplía la renovación del alumbrado público con luminarias LED, más duraderas y sostenibles

Este nuevo sistema de alumbrado público se hará extensible a otros puntos de la ciudad en el marco del Plan Alcalá 2020, financiado con fondos Feder de crecimiento sostenible de la Unión Europea
|

Más de una decena de calles, plazas y parques públicos de Alcalá de Guadaíra cuentan desde esta semana con un sistema de alumbrado público dotado con luminarias LED, más duraderas, de menor consumo y con menor nivel de contaminación lumínica. Con esta medida, el Ayuntamiento alcalareño prosigue con el plan de modernización de la red de alumbrado público iniciado a principios de este año y que se extenderá a lo largo de los cuatro distritos con el objetivo de "una mayor eficiencia energética y sostenibilidad en el entorno urbano", según han informado desde el Consistorio.


Alcala


El nuevo alumbrado público ya funciona en Parque Blas Infante, Plaza de la Paniza, Calderón de la Barca, Costillares, Ginecólogo Juan Troncoso, Salesiano Agustín Pacho, Canalejas y Méndez, San Rafael, parque en Puerta de Alcalá, Ana María Matute y calles aledañas a la Iglesia la Inmaculada y el Centro del Distrito Norte. "Las pruebas iniciales han sido satisfactorias y el vecindario ha valorado el acierto del cambio, notorio en la calidad y alcance de las luminarias en la vía pública", ha manifestado el Ayuntamiento.


Este nuevo sistema de alumbrado público se hará extensible a otros puntos de la ciudad en el marco del Plan Alcalá 2020, financiado con fondos Feder de crecimiento sostenible de la Unión Europea. Dentro de los objetivos en materia de medio ambiente, se contempla la inversión de más de tres millones de euros, entre otros fines, para un plan de eficiencia energética y reducción de contaminación lumínica del alumbrado público.


En este sentido, el proyecto ciudadano define los objetivos 'Alcalá entorno Urbano Sostenible' y 'Alcalá enérgicamente responsable'. En cuanto al primero, se apuntan trabajos en la línea de la educación en valores, la calidad ambiental, el uso de los recursos naturales y patrimoniales o la movilidad sostenible. Para el segmento energético destacan tareas y objetivos para la reducción del consumo energético en servicios e instalaciones municipales, la implementación de planes de mejora energética y la colaboración en el incremento de la eficiencia energética de las empresas.