La Guardia Civil captura una serpiente que se había introducido en una vivienda en Lebrija

El reptil, una culebra de escalera no venenosa, fue posteriormente liberada en su medio natural​
|

Componentes del servicio de Protección de la Naturaleza (PACPRONA) de Sevilla, han procedido a la evacuación de una culebra de escalera (Rhinechis scalaris) la cual se había introducido en un domicilio de la localidad de Lebrija. Todo comenzó en la mañana del domingo tras el aviso recibido por la PAPCPRONA de Sevilla para trasladarse a un domicilio de la localidad de Lebrija donde al parecer, una serpiente de cierto tamaño se había introducido en el patio de una casa causando alarma y temor a sus moradores.


Op Culebra Sevilla Editada.Imagen fija001


Al llegar a la casa, los agentes del SEPRONA comprueban que, presumiblemente para resguardarse del calor, el reptil había entrado en la vivienda. Se identifica a la serpiente como una culebra de escalera de más de 1,5 metros de longitud. Consiguen capturarla con ayuda de unas pinzas especiales diseñadas para la captura de reptiles causándoles el menor daño posible y posteriormente fue liberada en la zona de Tarfía, próxima al río Guadalquivir.


La serpiente de escalera no es venenosa y vive en toda la península a excepción de la parte más montañosa del norte. Debe su nombre a que en su juventud presentan en su espalda dos amplias rayas negras con unas manchas en forma de H, seña característica a la que debe su nombre ya que tales manchas se asemejan a una escalera de mano, aunque en su estado adulto los “peldaños” desaparecen quedando dos grandes franjas negras que recorren toda la espalda de la serpiente. La Serpiente de escalera se encuentra incluida en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial.