La mesa del monasterio de Santiponce debate "movilizaciones" que coincidan con las funciones del teatro romano

El monasterio, recordémoslo, se divide entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos
|

La "mesa de trabajo" creada en Santiponce (Sevilla) en torno al monasterio fortificado de San Isidoro del Campo, fundado en 1301, declarado bien de interés cultural (BIC) y para el que se reclama más inversión y promoción, debatió en su última reunión la celebración de nuevas movilizaciones "aprovechando la programación" del Ciclo de Teatros Romanos de Andalucía, que entre el 17 de julio y el 18 de agosto prevé numerosas funciones en el antiguo teatro romano del conjunto arqueológico de Itálica.


Santiponce


Así queda de relieve en el acta de la última reunión del colectivo, donde "varios" miembros de este grupo de trabajo analizaron "qué tipo de manifestación o concentración podría ser la más adecuada" para visibilizar las reivindicaciones respecto al citado monumento. A tal efecto, se debatió que las movilizaciones coincidiesen "con las fechas de inauguración o clausura de la programación" de funciones y espectáculos que acogerá del 17 de julio al 18 de agosto el teatro romano de Itálica, cercano al monasterio.


Se trataría, según lo debatido, de "iluminar algún monumento a través de linternas, faros de coches o velas, una cadena humana o pancartas y el reparto de octavillas", pero "aprovechando la programación en el teatro romano y otros eventos". El monasterio, recordémoslo, se divide entre un sector propiedad de la Junta de Andalucía y otra zona perteneciente a la Fundación Casa Álvarez de Toledo y Mencos, si bien mediante un convenio de 1991, la Junta goza de los usos de una serie de espacios del monumento pertenecientes a la Casa Álvarez de Toledo y Mencos.


LA ZONA VISITABLE


Se trata de la iglesia primera y segunda, la sacristía, la sala capitular, el refectorio, la capilla de reservado, el claustro de los Muertos y sus dependencias anexas, el patio de los naranjos y el corral de los conejos, espacios en su mayor parte visitables gracias a su rehabilitación a manos de la Administración andaluza. Pero a día de hoy, la Administración estudia desligarse de la gestión de la zona del monasterio perteneciente a la fundación nobiliaria y restaurada para su apertura al público.


Al respecto, el delegado territorial de la Consejería de Cultura en Sevilla, José Manuel Girela, señala la "obsolescencia" jurídica del convenio firmado en 1991 entre ambas partes. Según Girela, la Ley Andaluza de Patrimonio Histórico, en vigor desde hace más de diez años, y la Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público, han dejado "obsoleto" el mencionado convenio de 1991, acusando además a la Casa Álvarez de Toledo de "incumplir" sus obligaciones en materia de conservación del monumento.


EL DESTINO DEL MONASTERIO


No obstante, los colectivos de Santiponce recuerdan que "el 80 por ciento del monasterio es propiedad de la administración autonómica" y reclaman a la Junta que no se desligue de la gestión del monumento y además acometa la restauración de la parte del enclave cuya titularidad ostenta. Y es que el sector del monasterio correspondiente al claustro grande, la torre barroca, las caballerizas, la almazara o la fachada neoclásica, precisamente el sector de titularidad pública, espera una restauración como la ya acometida en el otro sector del monumento.


En ese contexto, la Asociación Centuria Romana-Amigos del Monasterio de San Isidoro encabeza una "mesa" de trabajo creada en Santiponce por los colectivos culturales, expertos conservacionistas y partidos políticos, en defensa del monumento. Dicho grupo de trabajo ha promovido ya numerosas iniciativas, como una manifestación, medidas de difusión del enclave, reuniones con los partidos políticos, instancias ante las instituciones y una recogida de firmas. Todo ello, en demanda de que la Junta de Andalucía no se desligue de la gestión de la parte visitable del monumento, mejore su conservación y proyección y afronte la rehabilitación del sector del monasterio directamente de su propiedad.