Despliegue municipal contra la venta ilegal en los mercadillos del Charco de la Pava y Su Eminencia

Y en ambos casos, varios patrulleros de la Policía Local han desmantelado los puestos no autorizados y protegido las tareas de limpieza
|

La Policía Local de Sevilla y la empresa municipal de Limpieza, Lipasam, han desplegado hoy sendos operativos de control sobre la venta ilegal en los mercadillos ambulantes del Charco de la Pava y Su Eminencia, retirando casi 12 toneladas de basura y actuando contra los puestos no autorizados y la venta de productos de segunda mano o ajenos al mercado regular.


Policia local


En concreto, y según informa el Ayuntamiento hispalense, en los puestos no autorizados del Charco de la Pava se han retirado ocho toneladas de distinto material y basura de los puestos no autorizados dispuestos en el entorno del mercadillo legal de los sábados. En el caso de Su Eminencia, donde se habían colocado las mercancías sobre las aceras en el día previo a la celebración del mercadillo legal Mercatemático, se han recogido unas tres toneladas de residuos por parte de operarios de Lipasam.


Y en ambos casos, varios patrulleros de la Policía Local han desmantelado los puestos no autorizados y protegido las tareas de limpieza. "Con estas intervenciones, volvemos a atender las demandas de los vecinos de Su Eminencia, que veían ocupada la vía pública, y de los vendedores legales del Charco de la Pava", ha indicado el concejal de Seguridad, Juan Carlos Cabrera. "Se ha actuado contra todos los puestos con mercancías de segunda mano y sin garantías sanitarias. Una vez más, recordamos que existe en la actualidad un proceso municipal de regulación de la venta ambulante en la capital sevillana al que se pueden acoger quienes normalicen su situación comercial.


En este objetivo, debemos combatir la competencia desleal y evitar, asimismo, los riegos para la salud que pueden entrañar artículos no pocas veces procedentes de la rebusca en la basura", ha explicado Cabrera. Los dispositivos, según el edil, se han repetido en los últimos meses y se mantendrán para disuadir y evitar la comercialización de artículos de segunda mano y sin control sanitario y la competencia desleal con quienes están autorizados para el ejercicio de la actividad.