La Mancomunidad de La Vega recibe más de 260.000 euros de la Junta dentro del PFEA para la fabricación de contenedores

Esta agrupación produce desde 2014 contenedores de recogida de residuos sólidos urbanos con los que da servicio a los 18 pueblos que la constituyen
|

El director general de Administración Local de la Consejería de Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Juan Manuel Fernández Ortega, y la delegada del Gobierno de la Junta en Sevilla, María Esther Gil Martín, han visitado el proyecto de Plan de Empleo Estable (PEE) de fabricación de contenedores de recogida de residuos sólidos urbanos que lleva a cabo la Mancomunidad de Servicios de La Vega y que se financia con el Programa de Fomento del Empleo Agrario (PFEA). Desde su puesta en funcionamiento en 2014, esta iniciativa ha recibido con cargo al PFEA más de 918.000 euros, de los que la Junta de Andalucía ha aportado en torno a 262.000 euros, de los que 69.325 euros corresponden al presente ejercicio.


20180705 121128


Esta Mancomunidad, que está localizada en el término municipal de Alcalá del Río, ha recibido con cargo al PFEA 2017 un total de 533.834 euros, de los que la Junta de Andalucía ha aportado 149.793 euros, que se han destinado a la ejecución de cuatro proyectos de obras que van desde las pavimentación, acerado o urbanización de algunas localidades de la zona hasta el proyecto que ha sido visitado hoy de fabricación de contenedores de residuos sólidos urbanos. Desde el año 2014 a la actualidad, la Mancomunidad ha percibido del PFEA más de 2,5 millones de euros.


La Mancomunidad de Servicios de La Vega engloba a 18 pueblos asociados, que van desde Peñaflor hasta Guillena pasando por La Rinconada, Tocina o Villanueva del Río y Minas, y se creó con el objetivo de prestar el servicio de recogida y tratamiento de los residuos sólidos urbanos (basuras y reciclaje) a esta área de la provincia sevillana, si bien da también servicio en el tratamiento de los residuos a toda la Sierra Norte y a Coria del Río. Los contenedores producidos en la fábrica, en la que trabajan fundamentalmente mujeres y trabajadores especializados en soldadura, están realizado en fibra de vidrio y reforzados con perfiles de hierro y con ellos se abastece a las 18 localidades que pertenecen a la Mancomunidad.


Durante la visita, el director general de Administración Local ha puesto de manifiesto “la importancia del PFEA, que nace de la colaboración institucional, para generar empleo, sobre todo en los municipios más pequeños”. En este sentido, Juan Manuel Fernández Ortega ha destacado que “la Junta ha ampliado los recursos que aporta a este Programa y ha agilizado la transferencia de los mismos a los Ayuntamientos beneficiarios”.


Así, Fernández Ortega ha indicado que “la Junta financiará a las diputaciones provinciales con 51,86 millones de euros para el pago de los materiales de las obras y servicios que realizarán las entidades locales andaluzas en 2018, con cargo al PFEA, que en el presente ejercicio generará en Andalucía casi dos millones de jornales y alrededor de 120.000 contratos para más de 2.000 proyectos”.


Por provincias, la cantidad total del PFEA 2018 se distribuye del siguiente modo: Almería, 2,94 millones; Cádiz, 5,54; Córdoba, 7,98; Granada, 7; Huelva, 4,29; Jaén, 6,69; Málaga, 5,74, y Sevilla, 11,65. Las subvenciones se formalizarán a través de convenios con las instituciones provinciales, que se suscribirán en las próximas semanas. Por su parte, la delegada del Gobierno ha informado de que la inversión en 2017 en el marco de esta iniciativa en la provincia de Sevilla ascendió a más de 58 millones de euros, de los que la Junta de Andalucía aportó 15,66 millones, para la ejecución de 351 proyectos.


En este sentido, la delegada del Gobierno ha puesto en valor la iniciativa que han visitado hoy en el término municipal de Alcalá del Río, al tiempo que se ha referido a otras actuaciones, que el marco del PFEA, se están desarrollando en la provincia como es el caso de un proyecto de consolidación de restos arqueológicos en Écija; la explotación de una finca de 300 hectáreas en Osuna para la producción de cultivos ecológicos y plantas aromáticas con la que se producen más de 1.000 jornales al año; o la ejecución de seis proyectos de obras en Morón de la Frontera que van desde la habilitación y arreglo de zonas verdes de la localidad hasta la mejora de redes de saneamiento y abastecimiento de aguas o la rehabilitación de edificios municipales, unas labores que han supuesto la generación de un total de 515 empleos en el municipio y más de 8.700 jornales.


PROGRAMA DE COHESIÓN


Durante los últimos tres años la Administración autonómica ha aumentado su aportación económica al PFEA en un 17 por ciento. En esta edición, se mantiene el incremento de la cantidad que la Junta abona durante la primera anualidad de ejecución de las obras, como ha hecho desde 2016, de modo que un 60 por ciento de los fondos se entregará dentro del ejercicio. El resto se pagará en dos pagos: el primero, del 30 por ciento, en marzo de 2019, y el segundo, del diez por ciento, en junio.


La dotación total del PFEA para 2018 asciende a 222,81 millones de euros. Esta cantidad procede tanto de la Administración central (153,66 millones) como de la Junta y las diputaciones provinciales, que aportan 51,86 millones y 17,28, respectivamente. En los proyectos, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) paga el coste de la mano de obra, mientras que la Junta y las diputaciones financian los gastos de materiales, maquinaria y utensilios. Para percibir la totalidad de los fondos, las instituciones provinciales tienen que acreditar, entre otros requisitos, la aprobación de los proyectos municipales por parte del SEPE y la cuantía que aporta este organismo a cada entidad local.


El PFEA actúa como un elemento de cohesión social y territorial, ya que facilita la permanencia de la población rural en sus territorios, complementa la renta de los trabajadores del campo y estimula las economías locales. A través de este programa se financian obras de interés general, social y de infraestructuras en sectores como el agrícola, el ganadero, el industrial y el de servicios. Igualmente, promueve la construcción de centros sociales, la creación de parques y jardines, la urbanización de polígonos industriales, la mejora del alumbrado público o la conservación y arreglo de calles y caminos, entre otras iniciativas. La totalidad de los materiales de obras son adquiridos en los comercios locales.