El alcalde de Los Palacios y Villafranca inaugura la sede de la Asociación Cultural de Manos Restauradoras

​El dirigente de la localidad, Juan Manuel Valle, también visita otros colectivos ubicados en el Centro Cívico Marchenilla
|

El alcalde de Los Palacios y Villafranca, Juan Manuel Valle, asistió a la inauguración de la sede de Acumares, la Asociación Cultural Manos Restauradoras, ubicada en el Centro Cívico Marchenilla, y visitó además a otros muchos colectivos que desarrollan su labor social en dicho espacio. La Asociación Cultural de Manos Restauradoras es un colectivo conformado fundamentalmente por mujeres, que surgió hace ya doce años de los propios talleres de restauración y reciclaje de muebles organizados por el Ayuntamiento palaciego. Ahora este taller se ha constituido en asociación y en palabras de su presidenta, Encarnación Rodríguez, “Se trata de una asociación abierta que sigue acogiendo a todas las personas que quieran formarse en la restauración y rehabilitación de muebles, trabajos en madera y barro, además de la talla”.


Visita asociaciones Centro Cu00edvico Marchenilla


Valle pudo conocer el trabajo que Acumares viene realizando en un recorrido por la exposición de enseres, muebles y objetos que crean o transforman. Fue además la primera persona que dejó su dedicatoria en el libro de firmas de la asociación. Además, el alcalde palaciego, que asistió acompañado de otros miembros del equipo de gobierno municipal, aprovechó su visita al Centro Cívico Marchenilla para saludar a otros colectivos que también desarrollan su labor social en dicho espacio como es el Taller de Bordados Los Palacios y Villafranca, que cuenta en la actualidad con encargos muy relevantes.


Acumares y el Taller de Bordados de Los Palacios y Villafranca se mostraron agradecidos al Ayuntamiento por la cesión de las instalaciones en el Centro Cívico Marchenilla, un espacio con gran potencial cultural. De hecho, Valle también tuvo la oportunidad de saludar a los miembros de la Asociación Cultural Zaracatín, cuyo objeto es la pintura artística, o la Escuela de Flamenco La Unión. Tras este encuentro, el alcalde palaciego se mostró orgulloso de comprobar cómo la recuperación de este espacio ha servido para impulsar el asociacionismo en el municipio, “es muy satisfactorio ver como las instalaciones de un antiguo colegio cuya previsión, cuando llegamos al Consistorio, era la venta para convertirlo en solar urbano, se ha ido llenado de vida y beneficiando a tantas asociaciones de nuestro pueblo”. "Aquí se ubican las sedes de numerosos colectivos y se ha convertido en un lugar de encuentro donde compartir experiencias, más allá de las distintas temáticas que centran estas asociaciones. Son colectividades que hacen una extraordinaria labor social y que enriquecen el tejido asociativo palaciego”.


Así, el Centro Cívico Marchenilla alberga las sedes de una importante representación de la vida cultural y asociativa de Los Palacios y Villafranca como la Asociación de Alzheimer Nuestra Señora de Guadalupe, Club de Pesca, Asociación Carnavalesca, de Donantes, Club de Ajedrez, entre otros muchos colectivos. Para Valle, el desarrollo del asociacionismo repercute en la calidad de vida de los ciudadanos, y en este caso además, se trata de grupos relacionados con la sanidad, el deporte, la cultura, el arte, la artesanía o el flamenco, que potencian la memoria local.