El Ayuntamiento inicia una nueva campaña para el apeo de todo el arbolado en mal estado

​En su primera fase, se está centrando en todo el arbolado que pueda suponer un mayor riesgo para la población, especialmente durante temporales de viento o en los meses de más calor
|

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Parques y Jardines, ha puesto en marcha desde esta semana una nueva campaña de actuación que tiene como objetivo apear todos los árboles que restan en situación de riesgo 4 de acuerdo con los informes técnicos. De esta forma, y tras el trabajo realizado durante este mandato de los casi 2.500 que se encontraban en este estado en el año 2015, restan en torno a 500 que suponen un riesgo para la población y que son irrecuperables debido a los daños que arrastran. Los alcorques que queden formarán parte de las próximas campañas de plantación que se pongan en marcha desde el Consistorio.


Arbolado Nervión 1


“Lo primero es incrementar la seguridad de la población y reducir todo lo posible el riesgo de accidentes durante los meses de verano cuando durante los últimos años se han incrementado las caídas de ramas debido al calor”, explicó el delegado de Parques y Jardines, David Guevara, quien subrayó que el gobierno ha actuado desde el inicio del mandato con la máxima seriedad y responsabilidad realizando un diagnóstico inexistente y realizando una intervención progresiva. “Una vez que pusimos en marcha los nuevos contratos avanzado con mucha más celeridad y ahora hemos optado por hacer un mayor esfuerzo y poner más recursos a disposición de la ciudadanía en un tema que es una prioridad para este gobierno”, apuntó Guevara.


De esta forma, además de las cuadrillas de los contratos del servicio de Parques y Jardines, que se han duplicado respecto a los recursos existentes anteriormente con el modelo aprobado en el mandato del PP, el gobierno de la ciudad ha optado por impulsar cuatro contratos adicionales por un importe de en torno a 90.000 euros destinados a reducir en la medida de lo posible los riesgos de accidentes por caídas de árboles o ramas durante el verano.


Las intervenciones se van a ejecutar en todos los distritos. De hecho, se han puesto en marcha ya en zonas como la Plaza del Pumarejo, Macarena o el distrito Este. No obstante, y de acuerdo con el diagnóstico y los estudios técnicos con los que cuentan los servicios municipales, las principales intervenciones en las próximas semanas se van a centrar en el distrito Nervión (están programados 104 apeos); en Cerro Amate (con 47 árboles); en Bellavista-La Palmera (con 77 actuaciones de urgencia) y en Sur (con 101 intervenciones).


De acuerdo con los informes técnicos estos apeos afectan a todo tipo de especies aunque principalmente se reata de robinias, melias, ulmus, plátanos, fresos y sophoras. Se interviene por prioridades en zonas con mayor afluencia de personas y especialmente menores como entorno de plazas, parques infantiles o zonas de veladores; así como en zonas de tránsito como las proximidades de vías peatonales o carriles bici. “Una vez que culminemos esta fase habremos cumplido el objetivo determinado para el mandato de eliminar todo el arbolado de riesgo 4 detectado en el informe elaborado en el año 2015 y sobre el que no se había realizado actuación alguna durante los cuatro años del mandato del PP”, apuntó David Guevara.


Asimismo, se encuentra en marcha el primer programa de trabajo de saneamiento e intervención en todo el arbolado que pueda presentar algún problema en el Parque de María Luisa, una actuación que no se ha llevado a cabo desde hace años y que tiene un presupuesto de 720.000 euros. En su primera fase, se está centrando en todo el arbolado que pueda suponer un mayor riesgo para la población, especialmente durante temporales de viento o en los meses de más calor.