Trabajadoras del hogar se concentran frente al Ayuntamiento para exigir condiciones dignas

​La asociación indicó que ha sido en torno a medio centenar de personas quienes se han sumado a esta concentración, que ha transcurrido sin incidentes en el marco de una jornada "reivindicativa y lúdica"
|

Medio centenar de personas, según la organización de la protesta, han acudido, convocadas por la asociación de Trabajadoras del Hogar de Sevilla, a una concentración frente al Ayuntamiento de la capital para exigir "condiciones dignas" y, en definitiva, acciones que "posibiliten la ratificación del convenio 189" en el que se "reconoce el trabajo doméstico como cualquier otro". Desde la asociación de Trabajadoras del Hogar de Sevilla han apuntado que ha sido en torno a medio centenar de personas quienes se han sumado a esta concentración, que ha transcurrido sin incidentes en el marco de una jornada "reivindicativa y lúdica".


Hogar


La asociación ha explicado en un comunicado que el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) garantiza que "los trabajadores y las trabajadoras del hogar sean tratados en igualdad de condiciones que el resto de trabajadoras y trabajadores de cada país (art.6)", así como "establece los derechos y principios básicos", y exige a los estados "tomar una serie de medidas con el fin de lograr que el trabajo decente sea una realidad para los trabajadores y trabajadoras del hogar".


Sin embargo, la asociación ha lamentado que la enmienda 6.777 a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), aprobada recientemente en el Congreso y Senado, "trae como consecuencia el retraso hasta enero de 2024 de la equiparación del sistema de cotización de las empleadas de hogar al régimen general de la Seguridad Social", cuya entrada en vigor estaba prevista para el próximo 1 de enero de 2019, y por tanto, "pospone una vez más el pleno reconocimiento de derechos de un colectivo históricamente discriminado, invisibilizado y excluido". "Consideramos necesario reivindicar los derechos de las trabajadoras del hogar y de cuidados, que va de la mano de políticas y medidas que contemplen apoyos a las familias y personas empleadoras con necesidades de cuidados cuyas economías sean más frágiles", han explicado.


Asimismo, han defendido que el derecho a "cubrir las necesidades de cuidados de una sociedad demanda necesariamente garantizar los derechos de las trabajadoras que les proveen de los cuidados que necesitan". "Es necesario que sea el Estado quien intervenga y asuma su responsabilidad en acciones globales que posibiliten mayor equidad", han abundado, al tiempo que han recordado que "la sociedad no podría funcionar sin el trabajo de las trabajadoras y trabajadores domésticos en hogares ajenos". Igualmente, han indicado que se trata de "un trabajo que tiene muchísimo valor porque es fuente de bienestar personal y familiar", y han agregado que "es importante para la sociedad, pues garantiza la sostenibilidad de la vida".