Patrimonio aprueba los trabajos de conservación y mejora de los bienes muebles de la iglesia de Santa Catalina

También ha aprobado la restauración del lienzo El Martirio de Santa Lucía de la parroquia de San Sebastián y trabajos de adaptación del Pabellón de la Telefónica para usos docentes
|

La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Sevilla, presidida por el delegado territorial, José Manuel Girela, ha informado favorablemente sobre el proyecto de la Archidiócesis de Sevilla para la conservación de los bienes muebles de la iglesia de Santa Catalina, que obedece a la intención de conservar y poner en valor los bienes muebles que componen el conjunto patrimonial del templo ante su cercana apertura al público.


Santa catalina


Desde que en 2004 se clausurara la iglesia, los bienes muebles susceptibles de ser trasladados se inventariaron y trasladaron a dos ubicaciones: las imágenes de mayor significación y devoción se trasladaron a la iglesia de San Román, incluido el conjunto de piezas de orfebrería, vasos sagrados y ornamentos litúrgicos destinados al culto. Los demás elementos que decoraban el templo se guardaron en los almacenes que para tal fin están ubicados en el Palacio Arzobispal. De la misma manera se taparon y protegieron los retablos ante la inminente intervención integral que finalmente dio comienzo en octubre de 2009.


Como la intervención integral del inmueble está llegando a su fin, se ha aprobado este proyecto para la puesta en valor de los bienes muebles y devolverlos a su ubicación original. El proyecto corresponde a una intervención de mantenimiento que abordará la limpieza general, limpieza química puntal de algunos elementos y la consolidación de los elementos inestables de los distintos bienes para garantizar su conservación. La Comisión de Patrimonio ha aprobado también el proyecto del Ayuntamiento de Sevilla para la adecuación como escuela de jardinería del Pabellón de la Telefónica de la Exposición Iberoamericana celebrada en 1929, ubicado en el parque de María Luisa y que fue diseñado por el arquitecto regionalista Juan Talavera Heredia.


El proyecto contempla, entre otras actuaciones, hacer accesible el sótano y la galería mediante la instalación de una rampa, abrir una nueva puerta en el muro lateral del sótano, la limpieza de las cubiertas de teja y de la cubierta plana transitable y la reposición y reparación de elementos de cubierta de madera en zona de biblioteca. También, como no puede ser menos, se revisará las instalaciones eléctricas, de fontanería y alcantarillado. Y finalmente se contempla la climatización de todas las dependencias mediante la instalación de equipos de aire acondicionado.


Finalmente, la Comisión de Patrimonio ha informado favorablemente el proyecto realizado, a instancias de la parroquia, por el Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), dependiente de la Consejería de Cultura,, para la restauración de la pintura El Martirio de Santa Lucía, de la iglesia de San Sebastián, parroquia del barrio de El Porvenir. El Martirio de Santa Lucía es un lienzo de gran formato del primer naturalismo barroco pintado entre 1620-1640. Se encuentra ubicado en el muro de la nave del evangelio, delante de la Capilla Sacramental, si bien se realizó para que presidiera el retablo mayor de la desaparecida parroquia de Santa Lucía de Sevilla. La crítica atribuye su autoría al pintor Juan de Roelas, aunque hay otros autores que lo atribuyen a Francisco Varela e incluso a Jerónimo Ramírez.


Para conservar y potenciar los valores de la obra y recuperar sus funciones culturales, e IAPH ha empleado una metodología ajustada a los principios que se establecen tanto en la normativa patrimonial vigente como en las recomendaciones y cartas internacionales relacionadas, y entre las diferentes causas que han llevado al lienzo a su estado actual, se ha llegado a la conclusión de que ha sido determinante el traslado del lienzo desde su ubicación original, las condiciones de su almacenamiento posterior y la intervención de reentelado de la obra, efectuada probablemente el siglo pasado.