La Policía Local detiene a un hombre como presunto agresor de su expareja embarazada de cinco meses en el Distrito Norte

​El individuo ya sumaba otras doce detenciones anteriores, la última por violencia de género también
|

Agentes de la Policía Local, cuerpo adscrito a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, han detenido a un hombre de unos 30 años de edad y con otras 12 detenciones anteriores, la última también por malos tratos, como presunto autor de agresión a su expareja embarazada de cinco meses. “Tolerancia cero con este tipo de agresores. Una vez más, pedimos la colaboración ciudadana en las denuncias contra la violencia de género”, ha señalado el delegado de esta área municipal, Juan Carlos Cabrera.


Policia local


Desde el Centro de Control del 092 enviaron una patrulla a un establecimiento de la barriada Parque Flores, sita en el Distrito Norte, donde según una llamada anónima un hombre se había encerrado en los baños, tras haber amenazado a una mujer con un cuchillo de grandes dimensiones. Un hermano y una hermana de la víctima informaron a los agentes de que ésta les había llamado para pedir ayuda porque estaba siendo agredida nuevamente por su expareja. La hermana había acudido a la vivienda en su auxilio, y había encontrado al presunto agresor muy alterado y con un cuchillo de grandes dimensiones en una de sus manos. Tras amenazarla en su presencia con el cuchillo, emprendió la huida, la hermana salió en su persecución y, posteriormente, también el hermano, a quien había encontrado por la calle.


Los policías conminaron al presunto agresor a que saliera del baño donde se había encerrado. Salió y alegó que era falsa la denuncia, que tenía otra pareja y que sólo había acudido al domicilio común a recoger sus pertenencias. El individuo reconoció que había cogido un cuchillo, aunque argumentó que era para defenderse pues su excuñada había entrado por la fuerza portando una barra de hierro, pero consiguió escapar y dejó el cuchillo en el lugar.


Mientras tanto, otra patrulla contactó con la víctima, que denunció haber decidido poner fin a la relación tras dos años de convivencia, e informó a los agentes de que estaba embarazada de cinco meses de un hijo común. Al ir a recoger sus pertenencias, él montó en cólera, rompió muebles y comenzó a agredirla físicamente, de ahí que llamó a su hermana pidiéndole ayuda. En ese momento, el agresor cogió un cuchillo de cocina de grandes dimensiones, si bien la mujer aseguró que no había llegado a amenazarla con él.


La Policía Local comprobó en el domicilio que había enseres por el suelo y localizó el cuchillo en el dormitorio. La víctima optó por dirigirse por sus propios medios para ser asistida. Se procedió a la detención del presunto agresor, que fue trasladado a dependencias policiales, donde quedó a disposición judicial, y ella fue informada de que agentes del Grupo Diana –especializado en delitos de violencia de género– se pondrían en contacto con ella para facilitarle la denuncia. Juan Carlos Cabrera ha felicitado a los policías por esa rápida actuación, a la vez que ha recordado que el 016 es el teléfono gratuito de atención a víctimas de violencia de género y que no deja rastro en la factura telefónica.