Mairena, Camas, San Juan y Bormujos pedirán incorporarse al Consorcio Provincial de Bomberos

​Todo se encuadra en el acuerdo alcanzado en febrero de 2017 entre la Mancomunidad del Aljarafe y la plantilla de su servicio de bomberos, para crear 19 plazas a lo largo de tres años
|

Los alcaldes socialistas de Mairena del Aljarafe, Camas, San Juan de Aznalfarache y Bormujos, municipios todos ellos con más de 20.000 habitantes y cuya competencia directa en materia de bomberos está delegada en la Mancomunidad del Aljarafe, prevén recuperar tal competencia de manos de la entidad comarcal para incorporarse al naciente Consorcio Provincial de Bomberos, promovido directamente por la Diputación y nacido con la adhesión de 16 localidades.


Bomberos


Así lo ha anunciado ayer el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache, gobernado por el socialista Fernando Zamora, en el marco del prolongado conflicto que sacude al servicio de prevención y extinción de incendios de la Mancomunidad del Aljarafe, sostenido por los seis municipios aljarafeños con más de 20.000 habitantes y por ello con competencias en la materia y por la Diputación provincial en nombre de las localidades de la zona con menos de 20.000 vecinos.


En un contexto en el que los bomberos de este servicio prevén celebrar el jueves un "acto reivindicativo" en la feria de San Juan, según informaba un portavoz del colectivo, en demanda de soluciones al conocido déficit de personal que sufre desde hace años este servicio comarcal, el Ayuntamiento de la citada localidad ha defendido que los cuatro alcaldes socialistas de las localidades aljarafeñas de más de 20.000 habitantes prevén recuperar las competencias de bomberos que tienen delegadas en la Mancomunidad del Aljarafe, para incorporarse al nuevo Consorcio Provincial de Bomberos, nacido para aglutinar los efectivos y recursos de la Diputación y de los municipios, unificando la gestión y coordinación de los mismos. "Con este cambio en la gestión se pretende poner solución a la situación del servicio de bomberos del Aljarafe", defiende el Consistorio de San Juan, según el cual estos alcaldes se reunirán con el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, para "dar los pasos necesarios para concretar el cambio en la gestión del servicio".


"Los alcaldes seguimos manteniendo la misma posición y las mismas reivindicaciones desde el principio. Nuestro objetivo es que se nos permita ampliar la plantilla del servicio de bomberos, algo que hasta el momento se nos ha negado. Nosotros no vamos a jugar con la seguridad de nuestros vecinos y desde el principio hemos sido muy claros en nuestra posición", ha defendido el alcalde de San Juan.


EL CONFLICTO DE LOS BOMBEROS DEL ALJARAFE


Todo se encuadra en el acuerdo alcanzado en febrero de 2017 entre la Mancomunidad del Aljarafe y la plantilla de su servicio de bomberos, para crear 19 plazas a lo largo de tres años y que el número de efectivos creciese de 47 a 66. Con aquel acuerdo, recordémoslo, acababa la huelga de celo protagonizada desde hacía meses por la plantilla, en demanda de una ampliación de efectivos acorde al crecimiento de la población de la comarca y por ende de su carga de trabajo. Mediante el citado acuerdo, en cualquier caso, la plantilla pasaría a estar integrada por 66 efectivos, toda vez que en 2007 el planteamiento era ya llegar a 65 bomberos dada la población asentada entonces en el Aljarafe.


Para crear las nuevas plazas, fue acordado un desembolso de unos 900.000 euros procedentes de los ayuntamientos de Mairena del Aljarafe, San Juan de Aznalfarache, Tomares, Camas, Coria del Río y Bormujos, todos ellos adheridos a la Mancomunidad y con competencia directa en materia de extinción de incendios, y de la Diputación en representación de los municipios menores de 20.000 habitantes y por ende carentes de dicha competencia.


NO ES TAN FÁCIL


Pero aunque la Mancomunidad comenzó a tramitar la creación de las nueve primeras nuevas plazas del total de 19 comprometidas, tal extremo quedó congelado al no contar con autorización expresa de la Subdelegación del Gobierno, dadas las restricciones impuestas en materia de incorporación de nuevo personal a las administraciones. Dicha situación derivó en múltiples demandas y gestiones de la Mancomunidad y la plantilla de bomberos ante la Delegación del Gobierno central en Andalucía, entonces dirigida por Antonio Sanz, al objeto de buscar una salida que permitiese promover las nueve primeras plazas.


No obstante, y tras no pocos contactos y tensiones, las citadas gestiones no prosperaron, si bien la Mancomunidad del Aljarafe ha seguido adelante con su iniciativa, promoviendo una oferta de empleo público con las citadas nueve primeras plazas para su servicio de bomberos. Pero aunque dicha oferta de empleo público ha sido ya aprobada, tanto la Mancomunidad como la plantilla auguraban recientemente una impugnación por parte del Gobierno central. En ese sentido, el presidente de la Mancomunidad y alcalde de Sanlúcar la Mayor, Raúl Castilla (PSOE), ha manifestado que solicitará un encuentro con el nuevo delegado del Gobierno en Andalucía, el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, para pedirle que su departamento permita cubrir las citadas plazas.