Trabajadores de mantenimiento del SAS inician un encierro de 24 horas en el Hospital Virgen del Rocío

​El encierro, al que se sumarán a lo largo del día trabajadores del mantenimiento de los hospitales Macarena y Tomillar en Dos Hermanas, cuenta con el apoyo de los sindicatos CCOO, CSIF y UGT
|

Una veintena de trabajadores de mantenimiento del Servicio Andaluz de Salud (SAS) en el Hospital Virgen del Rocío han comenzado este martes un encierro de 24 horas en el Edificio de Gobierno en protesta por las medidas de privatización del mantenimiento de los hospitales del SAS. El encierro, al que se sumarán a lo largo del día trabajadores del mantenimiento de los hospitales Macarena de Sevilla y Tomillar en Dos Hermanas, cuenta con el apoyo de los sindicatos CCOO, CSIF y UGT. Según el Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla, "con este encierro los trabajadores quieren expresar su protesta por las recientes medidas adoptadas por el SAS y que abocan a la privatización de nuevas prestaciones del mantenimiento hospitalario, como son el pliego de mantenimiento de la provincia de Cádiz y la nueva bolsa de mantenimiento".


Sas


"El pliego de mantenimiento de Cádiz abre el camino a la privatización de numerosas funciones que ahora realizan los trabajadores del mantenimiento propio", asegura el sindicato. En cuanto a la nueva bolsa regional de mantenimiento, cuyos listados provisionales acaban de publicarse, el sindicato ha señalado que "ha excluido a tantos trabajadores que no habrá nadie en esa bolsa para contratar, lo que llevará a contratar a trabajadores externos". Así, añade que "los litados provisionales publicados sólo incluyen a un total de 27 albañiles para toda Andalucía".


Además, el Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Sevilla ha advertido de que "a pesar de la grave crisis de la construcción solo hay 27 albañiles disponibles para ser contratados en los hospitales del SAS", algo que se explica "por los requisitos imposibles que se han puesto para acceder a la bolsa". Un "atropello" que, "si no se soluciona revisando los criterios establecidos" obligará a "recurrir a contratas externas a cuyo personal no se le exige ningún requisito", concluye.