El Ayuntamiento reforzará el dispositivo de inspección e intervención en el arbolado de Marqués de Nervión

Los hechos ocurrieron en torno a las 22.30 de la noche en la calle Marqués de Nervión, y no se produjo ningún herido de gravedad
|

El Ayuntamiento puso en marcha en la noche de ayer un dispositivo especial de Bomberos, Policía Local, y otros servicios municipales como Parques y Jardines, así como el servicio de Emergencias 061 ante la caída de una rama de un árbol en la calle Marqués de Nervión en una zona en la que había un elevado número de personas. Los hechos ocurrieron en torno a las 22.30 de la noche en la calle Marqués de Nervión, y no se produjo ningún herido de gravedad. Los servicios sanitarios asistieron a seis personas con algún tipo de contusión mientras que una persona fue trasladada al hospital para que se realizara una revisión.


Obras marqués nervión


Tras la caída de la rama de gran porte acudieron al lugar dos dotaciones de Policía y tres de Bomberos así como un equipo de Parques y Jardines que realizó todas las tareas de retirada de restos de la rama y revisión urgente del árbol que se desprendió. El arbolado de la calle Marqués de Nervión tiene un seguimiento específico desde el servicio de Parques y Jardines y de hecho se han apeado varios ejemplares ya en esta vía. Tras el accidente que se registró en la noche de ayer se va a realizar en primer lugar una intervención de urgencia sobre el árbol en cuestión (un olmo) del que se desprendió una rama que se extenderá a todo el arbolado de la calle.


El Ayuntamiento, a través del servicio de Parques y Jardines, se encuentra durante todo este mandato en un proceso de revisión de todo el arbolado en riesgo de la ciudad. De hecho, de los 2.500 ejemplares que se encontraban en situación de riesgo y que se programó su eliminación durante este mandato, se ha intervenido ya sobre el 75 por ciento. Asimismo, se encuentra en marcha el primer programa de trabajo de saneamiento e intervención en todo el arbolado que pueda presentar algún problema en el Parque de María Luisa, una actuación que no se ha llevado a cabo desde hace años y que tiene un presupuesto de 700.000 euros. En su primera fase, se está centrando en todo el arbolado que pueda suponer un mayor riesgo para la población, especialmente durante temporales de viento o en los meses de más calor.