Condenado a cuatro años de cárcel el acusado del atropello mortal en Los Remedios

En cuanto a las indemnizaciones, el abogado de la acusación reclamaba más de 900.000 euros para el marido y los tres hijos, mientras la Fiscalía solicitó 300.000 euros
|

Mauricio S.T.P., el hombre acusado de atropellar mortalmente en el mes de abril de 2015 a una mujer de 41 años en el barrio de Los Remedios y de herir a otras tres personas, ha sido condenado a cuatro años de prisión por un delito contra la seguridad vial en concurso de un delito de homicidio imprudente y tres delitos de lesiones imprudentes. Asimismo, el juez de refuerzo del Juzgado de lo Penal número 9 de Sevilla, José Jesús Maraver Lora, ha decidido interponer la pena accesoria de inhabilitación especial para el derecho al sufragio pasivo durante cuatro años, así como la privación del derecho a conducir durante seis años y la pérdida de vigencia del permiso de conducir, según han informado fuentes del caso.


Audienciaprovincialysalastribunalsuperiordejusticiaandaluca


Igualmente, el acusado ha sido condenado al pago de indemnizaciones por responsabilidad civil en una cantidad "respetable", según las citadas fuentes. El juicio se celebró el pasado 27 de abril y en el transcurso del mismo el acusado confesó que "por desgracia esa noche la voy a recordar toda mi vida" y, haciendo uso de su derecho a la última palabra, trasladó el pésame a la familia de la mujer fallecida, algo que no había podido hacer antes. Además, se mostró "arrepentido" de lo que hizo, por lo que lo están pasando "mal" él y su familia. Los hechos tuvieron lugar sobre las 1,30 horas del 11 de abril de 2015, cuando el acusado conducía su vehículo BMW 320 por la calle Virgen de Luján "tras haber consumido bebidas alcohólicas que mermaban notablemente su capacidad para el debido control" del coche.


"EXCESIVA VELOCIDAD"


De este modo, el encausado circulaba "a excesiva velocidad" y perdió "absolutamente" el control de la conducción cuando giró hacia la izquierda en la intersección con la calle Santa Fe, de forma que el vehículo "derrapa durante toda la curva y da volantazos, ocasionando que se saliera de la calzada". Según el Ministerio Público, el vehículo del acusado arrancó el semáforo del paso de peatones existente desde el muro del Parque de los Príncipes, atropellando a cuatro personas que se encontraban en la acera esperando la fase roja del citado semáforo para poder cruzar la calle Santa Fe. Estas personas no pudieron reaccionar a tiempo para apartarse del lugar "dada la velocidad" del vehículo que conducía el acusado, que golpeó "fuertemente" a la víctima y la desplazó cerca de diez metros, falleciendo debido a la destrucción de centros nerviosos vitales a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico severo, sin que la asistencia médica recibida en el lugar pudiera hacer nada para evitarlo.


La fallecida, que tenía 41 años y tres hijos menores de edad, estaba acompañada en el momento del atropello por su marido, que sufrió lesiones leves y arrastra desde la fecha de los hechos un grave trastorno ansioso-depresivo ocasionado por la pérdida de su esposa. En el atropello, resultaron heridas otras dos personas. Personada la Policía Local en el lugar del accidente, encontró "síntomas de consumo de alcohol" en el acusado como "fuerte halitosis, somnolencia, lentitud de reflejos, ojos enrojecidos y desaliñado", realizándole una prueba de alcoholemia que arrojó un resultado de 0,56 y 0,60 miligramos por litro de aire espirado.


Los daños causados en el mobiliario urbano titularidad del Ayuntamiento de Sevilla ascienden a 1.970,82 euros y han sido indemnizados por la compañía aseguradora del vehículo. Por estos hechos la Fiscalía, tras elevar a definitivas sus conclusiones, reclamó para el acusado, que estuvo en prisión provisional entre el 11 de abril y el 6 de mayo de 2015, cuatro años de cárcel por un delito contra la seguridad vial en concurso ideal con un delito de homicidio imprudente y con tres delitos de lesiones imprudentes. Además, el Ministerio Público pedía la privación del permiso de conducir por tiempo de cuatro años y la pérdida de la vigencia del permiso de conducir.


En la causa han estado personados como acusación el esposo e hijos de la víctima, los padres de la fallecida y dos de los heridos, pareja de amigos de la víctima. En este sentido, el abogado del viudo y los hijos se sumó a las peticiones de la Fiscalía, añadiendo seis meses por cada uno de los tres delitos de lesiones imprudentes. En cuanto a las indemnizaciones, el abogado de la acusación reclamaba más de 900.000 euros para el marido y los tres hijos, mientras la Fiscalía solicitó 300.000 euros.