Adepa pide incluir más edificios y la barriada de Huerta de Santa Teresa en el catálogo de Nervión

​El pleno del Ayuntamiento aprobaba en septiembre toda una serie de medidas destinadas a proteger los inmuebles del entorno que guardasen valor patrimonial por su relación con la arquitectura regionalista del siglo XX
|

La Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa) ha formulado alegaciones al documento inicial del catálogo de inmuebles del barrio de Nervión susceptibles de protección como legado de la arquitectura regionalista, solicitando la ampliación del mismo mediante la catalogación preventiva de diversos edificios adicionales a los ya contemplados y la barriada de Huerta de Santa Teresa, entre otros aspectos.


Nervion


Mientras dicho documento de aprobación inicial incluye diez edificios ya protegidos al figurar en el catálogo periférico del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), 18 inmuebles de nueva catalogación junto con el parque de La Ranilla y 21 edificios catalogados de modo "preventivo" en espera de informes más detallados respecto a los mismos, el portavoz de Adepa, Joaquín Egea, ha dado cuenta este viernes de las alegaciones registradas por su organización para dicho catálogo.


Todo deriva recordémoslo, de la controversia suscitada en 2017 en torno al edificio del número 35 de la calle Cristo de la Sed, obra del arquitecto Aníbal González, icono de la arquitectura regionalista del siglo XX. Y es que después de que el edificio fuese vendido y los nuevos propietarios optasen por su demolición para la construcción de viviendas, pues el mismo no gozaba de ninguna protección, diferentes voces reclamaron su conservación al tratarse de una construcción obra de Aníbal González y una reminiscencia de la arquitectura regionalista de comienzos del siglo XX. Merced a tales peticiones, el pleno del Ayuntamiento aprobaba en julio una moción en favor de salvaguardar el inmueble.


EN TRÁMITE


Tras dicho pronunciamiento, el pleno del Ayuntamiento aprobaba en septiembre toda una serie de medidas destinadas a proteger los inmuebles del entorno de Nervión que guardasen valor patrimonial por su relación con la arquitectura regionalista del siglo XX. Así, se aprobaba suspender provisionalmente la concesión de licencias de demolición o reforma en el eje comprendido entre las calles o avenidas de Luis Montoto, Cruz del Campo, Cristo de la Sed, Goya, Alejandro Collantes y Beatriz de Suabia, así como en la zona que conforman las calles Juan de Dios, Juan de Padilla, Beatriz de Suabia, Deán Bermúdez, Marqués de Nervión y Antonio de Solís, además de la plaza Antonio Aparicio Herrero.


Esta suspensión temporal de la concesión de licencias de demolición o reforma afecta además a diez inmuebles aislados encuadrados también en todo este entorno, siempre como medida provisional mientras la Gerencia de Urbanismo estudiaba qué edificios de estilo regionalista ubicados en las citadas zonas de Nervión son "merecedores" de protección definitiva.


En este contexto, la junta de gobierno del Ayuntamiento aprobaba recientemente el documento inicial del "catálogo" concreto de protección de inmuebles regionalistas del entorno urbano de Nervión, que contiene una decena de inmuebles ya recogidos en el catálogo periférico del PGOU y a los que se les asigna distintos niveles de protección. Además, incorpora 18 edificios de estilo regionalistas hasta ahora carentes de protección, así como el espacio público del parque de La Ranilla. Finalmente, atribuye una catalogación "preventiva" para proteger provisionalmente 21 inmuebles, hasta contar con informes más detallados respecto a ellos.


LAS ALEGACIONES DE ADEPA


Frente a ello, las alegaciones de Adepa, recogidas por Europa Press, advierten de que "el catálogo (aprobado inicialmente) gasta muy poco espacio en la protección de los edificios" y "se trata de igual forma los edificios del conjunto histórico, en toda su diversidad, que a un conjunto definido tipológicamente como es el barrio de Nervión". Del mismo modo, las alegaciones critican que "en muchas de las fichas (de los edificios a proteger) se puede observar que se permiten obras de ampliación o modificación de alineaciones interiores importantísimas en la conservación de estas casas jardín".


Por eso, Adepa reclama que para los edificios catalogados sea obligatorio el mantenimiento del volumen edificado, la conservación de las alineaciones interiores o exteriores, el mantenimiento de las fachadas y el respeto a los herrajes, la carpintería o las cerámicas, entre otros aspectos. Finalmente, Adepa propone la "catalogación preventiva" de 66 edificios adicionales pertenecientes a arquitectos como José Espiau, Antonio Gómez Millán, Juan Talavera, José Granado de la Vera, González de Rojas o Gabriel Lupiáñez, así como la catalogación de "la barriada de Huerta de Santa Teresa y la Ciudad Jardín de la Esperanza, ambas incluidas en la zona de Nervión con referencias en el Catálogo pero sin que aparentemente se haya trabajado en su protección".