Alcalá de Guadaíra presenta el Plan Económico Financiero 2018-2019 a fin de incrementar la inversión

El plan contempla el objetivo de "reducción de la deuda" que va a pasar de los 70 millones de euros en 2015, al inicio del mandato, hasta los 28 millones de euros en 2019
|

La delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), Rocío Bastida, ha presentado a los grupos políticos municipales el Plan Económico Financiero 2018-2019, que será elevado al pleno de este mes de junio y tiene como objetivo incrementar la inversión en la localidad. Asimismo, este plan será remitido al Consejo Económico y Social para que emita su informe preceptivo. Según ha informado en un comunicado, el plan se elabora para dar cumplimiento a lo dispuesto en la Ley Orgánica 2/2012, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, ya que en 2017 el Ayuntamiento superó el techo de gasto en 931.249 euros.


Ayuntamientoalcala


Tal y como sostiene el Ayuntamiento, esto es debido a que la ejecución presupuestaria fue muy superior en 2017 respecto a 2016. Ese año se había marcado un límite más bajo de la regla de gasto, debido a la no aprobación a final de ese ejercicio de determinadas modificaciones presupuestarias. La finalidad del plan es adecuar la senda de crecimiento del gasto público local a los objetivos marcados por el Gobierno de España para los ejercicios 2018 y 2019. Por tanto, este plan "no incorpora medidas de ajuste o recorte que afecten a los servicios públicos", ya que en términos globales se aumenta el gasto, aunque a un ritmo menor de la proyección prevista.

En materia de ingresos, este plan no incluye ninguna medida que afecte a los vecinos de Alcalá. Según han señalado, "no incluye ninguna subida de impuestos, ni de tasas municipales". El gobierno municipal considera que en este momento de recuperación económica "no se puede gravar a los ciudadanos ni a las pequeñas y medianas empresas con subidas de impuestos". Por ello, únicamente se crea una nueva tasa por instalaciones de transporte de energía eléctrica, gas, agua e hidrocarburos, cuyos únicos contribuyentes serán las grandes compañías suministradoras, como red eléctrica. De igual forma, se incluyen los nuevos precios públicos del alquiler de las instalaciones del Auditorio Riberas del Guadaíra y los precios privados de alquiler de naves de la antigua sociedad Innovar, una vez preservado el patrimonio municipal con la liquidación de la antigua sociedad municipal.

En materia de gastos, se contemplan los incrementos retributivos previstos para toda la plantilla municipal, de acuerdo con lo establecido en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, actualmente en tramitación. El plan contempla la tasa de reposición del cien por ciento, no obstante, no se dotan económicamente las plazas vacantes cuya cobertura no se va a producir en estos dos ejercicios. Así, los gastos de personal moderan su crecimiento, pasan de 21.250.434 euros de gasto computable en 2017 a 21.672.038 euros en 2018 y 22.161.953 en 2019.


Igualmente, según ha informado el Ejecutivo, "se modera el crecimiento experimentado en ejercicios anteriores en gasto corriente", especialmente en material, suministros y otros. También se reduce el gasto en transferencias por la extinción de la sociedad Innovar, que, al liquidarse, "no recibirá déficit de explotación". El principal objetivo del Gobierno es "el incremento de la inversión para la mejora de la infraestructura y de los barrios de la ciudad". Se aumenta así el gasto de inversión, especialmente en 2019, cuando el Ayuntamiento tendrá que afrontar la cofinanciación de proyectos como el Edusi. El gasto computable en inversión pasa de 1.410.008 euros de la liquidación de 2017 a 1.447.234 en 2018. En 2019 aumenta hasta los 2.704.384 euros.


REDUCCIÓN DE LA DEUDA MUNICIPAL

El plan contempla el objetivo de "reducción de la deuda" que va a pasar de los 70 millones de euros en 2015, al inicio del mandato, hasta los 28 millones de euros en 2019, al cierre del mismo, "un esfuerzo muy significativo de saneamiento que está realizando la Corporación local", según abundan desde el Ayuntamiento. Este plan también posibilitará la reducción del periodo medio de pago a proveedores que se reducirá hasta los 15 días en 2019, "muy inferior al periodo medio de pago de 77 días del ejercicio anterior", según ha indicado el Consistorio. Esto es fruto también de la eliminación de la deuda comercial que mantenía la sociedad Innovar y, que, una vez liquidada el Ayuntamiento, está pagando a los proveedores.


De esta manera, el equipo de gobierno pide a la nueva ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que elimine el techo de gasto para los Ayuntamientos saneados, que como el caso de Alcalá de Guadaíra, cuenten con superávit y remanente positivo de tesorería. Por último, la delegada de Hacienda ha informado a los grupos de que se trata de un Plan Económico que "garantiza la solvencia financiera del Ayuntamiento y que es muy positivo para el conjunto de la localidad al sostener y mantener un volumen de inversión adecuado", como el que necesita Alcalá de Guadaíra.